“La La Land”, Un nuevo musical de Hollywood


La película más elogiada de esta temporada de premios es el musical romántico "La La Land: Ciudad de Sueños", la cual en la más reciente entrega de Los Globos de Oro, otorgados por la prensa extranjera de Hollywoood, ganó en las siete categorías que estuvo nominada, y al anunciarse las nominaciones este año de los Premios Oscar de la Academia vemos que se perfila como la gran favorita, con un total de 14 nominaciones, incluyendo Mejor Película, siendo una de las cintas más nominadas en la historia de los Oscars, igualando en la misma cantidad de nominaciones a la película de 1997 "Titanic" y al clásico film de 1950 "La Malvada (All About Eve)".

Su argumento trata sobre una chica llamada Mia, quien trabaja en la cafetería de un estudio cinematográfico y sueña con ser actriz, lo cual la lleva a participar de múltiples audiciones en donde descubre lo difícil que puede ser obtener trabajo en la industria, y al mismo tiempo se desarrolla la historia de Sebastian, un pianista frustrado, amante del jazz, que sueña con tener su propio club. El destino los cruza y comienza a desarrollarse una historia de amor, entre bailes y canto, todo enmarcado en lugares de la pintoresca ciudad de Los Angeles, también conocida como LA. Quizás su título tiene que ver con esto en parte, y que decir "La La" simbolice el canto y al mismo tiempo el hecho de que el letrero de Hollywood, hasta finales de los años 40, decía Hollywood Land, tiempos aquellos en que los musicales cinematográficos estaban en su apogeo. Y es que "La La Land" en sí es un homenaje ese Hollywood de antaño y a esos intérpretes que deleitaron al público con sus bailes en la gran pantalla, en clásicos como "Cantando Bajo La Lluvia", "El Mago de Oz", "Un Americano en Paris" y "Mi Bella Dama", por mencionar algunos.

Pero más allá de su hermosa cinematografía, sus creativas coreografías y sus temas musicales, hay que destacar dos cosas. La fantástica química en escena con la que cuentan sus dos intérpretes principales, Emma Stone y Ryan Gosling, y la gran labor de su director Damien Chazelle, quien recurre en ciertas escenas, como la que inicia la cinta, a planos largos en los cuales parece no cortar la toma. Su anterior filme fue "Whiplash: Música y Obsesión", el cual ganó 3 premios Oscar. En ese vemos el aprecio que le tiene a la música Jazz, lo cual continúa en "La La Land", en donde se advierte sobre la importancia de mantener este género musical vigente.

"La La Land: Ciudad de Sueños" es una película preciosa y cautivadora, cuya trama nos presenta el afán de alcanzar los sueños y al mismo tiempo sobre como el destino puede jugar con nuestros planes, no siempre obteniendo todo lo que buscamos. Una cinta que revive ese cine clásico de Hollywood con elementos del presente. Muy recomendada para todos los amantes del buen cine y que deben ver antes de la próxima entrega de los Premios de la Academia.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada