Magnate del cine Run Shaw fallece a los 107 años

ETIQUETAS

Run Run Shaw, productor cinematográfico pionero de Hong Kong cuyo estudio popularizó el género kung fu que influyó sobre Quentin Tarantino y otros directores de Hollywood, falleció el martes.

Shaw murió tranquilamente a los 107 años, según un comunicado de Television Broadcasts Limited (TVB), que ayudó a fundar en 1967. No se identificó la causa del fallecimiento.

Sus Shaw Brothers Studios, que una vez estuvieron entre los más grandes del mundo, ayudaron a lanzar las carreras de grandes figuras, como el director John Woo, y produjeron casi mil películas. También produjo un puñado de files en Estados Unidos, como "Blade Runer", el clásico de ciencia ficción de 1982, y "Meteor", de 1979.

Su imperio de televisión, que sigue siendo una fuerza dominante en Hong Kong, cultivó actores que posteriormente llegaron a la fama, como Chow Yun-fat.

Wong Kar-wai, director de películas alabadas por la crítica como "Chungking Express" y "In the Mood for Love", comenzó su carrera en un curso de capacitación en TVB y trabajó en la estación brevemente como asistente de producción.

Irónicamente, un actor que se le escapó a Shaw fue Bruce Lee, que llegó a convertirse en la principal estrella mundial del género kung fu.

Shaw (que se pronuncia Shao en mandarín) lideró TVB hasta que se retiró como presidente de la directiva en diciembre de 2011, a los 104 años. Le sobreviven su segunda esposa y cuatro hijos del primer matrimonio.

Shaw nació cerca de Shanghai en una familia acaudalada del comercio textil. Su fecha exacta de nacimiento no está clara y diferentes sitios web vinculados con Shaw afirman que nació en 1906 o 1907.

El mayor de sus seis hermanos, Runme Shaw, estableció un estudio cinematográfico, Unique Film Production Co. Shaw y un tercer hermano, Runje, fueron a Singapur en 1923 para comercializar películas dirigidas a la comunidad china del sudeste asiático y llegaron a abrir 139 salas de cine en la región.

Tras sobrevivir la Segunda Guerra Mundial, la compañía tuvo que enfrentar la competencia de rivales en Hong Kong y Singapur, así que Shaw se mudó a Hong Kong a finales de los años 1950 para modernizar la compañía y cambió de exhibir películas a producirlas, por lo que cambió el nombre de la empresa a Shaw Brothers.

Su camino al dominio de la producción cinematográfica en Asia comenzó realmente en 1961, cuando inauguró Movie Town, un enorme y moderno estudio en la Bahía Clearwater de una zona rural de Hong Kong. Con un personal de 1.500 personas y 10 estudios de filmación, Movie Town tenía la reputación de ser el estudio más productivo del mundo. En su momento de mayor actividad producía 40 películas al año, en su mayoría de kung fu, de peleas con espadas y mafiosos de las tríadas.

Las películas se producían con métodos de línea de ensamblaje y las estrellas y el personal técnico vivía en los terrenos del estudio. Los presupuestos eran bajo y los cronogramas acelerados, entre 35 días y tres meses, según un reporte de la revista Time de 1976.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes