Mark Hamill agradece a los fans de "Star Wars" el apoyo tras la muerte de Carrie Fisher

El recuerdo y el legado de la inigualable Carrie Fisher, quien perdió trágicamente la vida hace ya casi un año, nunca ha abandonado a sus amigos y compañeros de la saga 'Star Wars', pero sin duda se hizo especialmente presente ayer martes durante la presentación europea de la nueva entrega de la franquicia, 'Los Últimos Jedi', cuyas escenas pudo rodar antes de su fatídico deceso.

Tanto es así, que Mark Hamill -quien da vida a Luke Skywalker y mantuvo una estrecha relación con Carrie- no dudó en aprovechar el evento celebrado en Londres para rendir homenaje una vez más a la mujer que encarnó a la mítica princesa Leia y, además, para dar las gracias a los seguidores del universo galáctico por haberle brindado el apoyo emocional que tanto necesitaba para seguir adelante tras la tragedia.

"Era una entre un millón, desde luego, jamás podremos cubrir el hueco que nos ha dejado. Pero en el fondo estamos hablando de una sensación reconfortante, porque aunque ha sido muy duro perderla y, de hecho, todavía estamos sobrellevando lo ocurrido, todos sentimos y tenemos muy claro que era única.

También es verdad que todos vosotros [en referencia a los periodistas y los fans] me estáis ayudando a superarlo, porque aunque no nos conozcamos personalmente somos como una gran familia. A cada sitio al que voy, la gente me transmite su apoyo y me ayuda a lidiar con su ausencia", explicó ante los reporteros congregados en el Royal Albert Hall de la capital británica.

Aunque las cintas de la nueva trilogía -que retratan a sus antiguos protagonistas en su etapa de madurez- la carismática Leia deja de ser princesa y exhibe ante los espectadores la autoridad y el prestigio que se desprenden de su nuevo cargo como general de la resistencia, Hamill ha revelado que durante el rodaje Carrie compensó de alguna forma la dureza de su personaje con la "sensibilidad" y ese toque de "vulnerabilidad" que tanto caracterizaban a la intérprete en las distancias cortas.

"No debería estar tanto molesto por el hecho de que no siga con nosotros, como agradecido por todos los años que hemos podido disfrutar de ella. La conocía desde que tenía 19 años, y en todo ese tiempo nos hizo reír con su ingenio, nos conmovió con su sensibilidad, y proyectó ese lado tan adorable y vulnerable que la definía. De joven, cuando era solo una niña, yo era muy protector con ella y la defendía ante cualquier crítica.

Era una mujer muy divertida, muy interesante y os habría encantado tenerla esta noche aquí, tanto como su papel en la película", ha recordado en el mismo acto.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes