Michael Fassbender: 'La química con Alicia Vikander fue instantánea'

Aunque conforman una de las parejas con más talento de la meca del cine, a los actores Michael Fassbender y Alicia Vikander no les hace falta actuar a la hora de demostrar en público la gran complicidad que existe entre ellos, teniendo en cuenta que ambos experimentaron una irresistible atracción mutua cuando se conocieron hace unos años durante la celebración del Festival de cine de Toronto (Canadá).

"Nos conocimos en el Festival de Toronto, en la pista de baile de una fiesta que organizaba el certamen", cuenta la intérprete en una entrevista a Entertainment Tonight. "Yo pensaba que era un buen bailarín hasta que ella empezó a bailar y me demostró lo contrario, entonces me di cuenta de que tenía dos pies izquierdos. La química surgió entre nosotros desde el principio", reconoce el actor al mismo medio.

Precisamente de esa conexión tan especial es de la que se ha aprovechado el director Derek Cianfrance para su película 'La luz entre los océanos' -basada en el libro homónimo de M.L. Stedman-, en la que Fassbender y Vikander interpretan a un feliz matrimonio que decide criar a un bebé superviviente de un naufragio como su propia hija, hasta que años más tarde conocen a la madre biológica de la niña y empieza a tambalearse su estabilidad familiar, ante las dudas sobre qué hacer con la pequeña.

Esa vacilación moral de la protagonista es lo que le permitió a Michael Fassbender apreciar aún más las grandes dotes para la interpretación de las que siempre hace gala su novia y compañera -ganadora del Óscar a la mejor actriz de reparto en la última edición de los premios de la Academia de Hollywood-, a la que admira especialmente por su coraje a la hora de escoger papeles.

"Alicia es una actriz valiente y feroz que no tiene miedo de poner a prueba sus límites para ver hasta dónde puede llegar. Siempre tiene todo bajo control. Es impresionante verla [actuar]", le dedica el intérprete a su compañera sentimental.Los dos actores aprovechaban los descansos del rodaje para relajarse y bailar antes de volver a entrar de lleno en la dramática historia que narra la cinta, una actividad que además les ayudó a deshacerse del frío matinal de la costa australiana en la que estaban trabajando.

"Por las mañanas bailábamos mucho, la verdad", confiesa Alicia. "Pero porque hacía mucho frío", añade Michael.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes