La hija de Michael Jackson debutará en el mundo del cine

Los Ángeles, EEUU ( EFE). La hija de Michael Jackson, Paris, debutará en el mundo del cine con el filme infantil "Lundon's Bridge and the Three Keys", mezcla de animación e imágenes reales, informó hoy la edición digital de la revista People.

Paris Jackson, de 13 años, dará vida a una joven que, según relata la publicación, sobrevive después de que una medusa le haya lavado el cerebro en pleno océano.

El largometraje, cuyo rodaje arranca en enero próximo, será el primero de una saga basada en el personaje de Lundon O'Malley, explicó el productor de la cinta, Stephen Sobisky.

La franquicia girará en torno a los textos de las novelas de fantasía de Dennis H. Christen.

"Quiere ser actriz", dijo Sobisky. "Quiere aprovechar el legado de su padre y hacer algo bueno por el mundo; nuestro producto ofrece eso", añadió.

Según el productor, la mitad de los ingresos del filme y de los libros publicados con la imagen de Paris en portada serán donados a diversas escuelas.

Paris Jackson aparecerá como un personaje humano dentro de un universo repleto de seres animados a los que prestarán sus voces, entre otros, el presentador de televisión Larry King y su esposa, Shawn.

Por el momento se desconoce la fecha de estreno de la cinta.

"Es una chica dulce e inteligente", apuntó Sobisky. "Nuestro objetivo es asegurarnos de que lo pasa bien haciendo algo que la mantendrá ocupada. Para mí será como una de mis hijas y la voy a proteger como haría con cualquiera de mis tres hijos", agregó.

Michael Jackson murió el 25 de junio de 2009 víctima de una intoxicación aguda de sedantes, en especial del anestésico propofol, un fármaco indicado solo para su uso en hospitales. Su médico, Conrad Murray, admitió haber administrado el potente anestésico al cantante para tratar su insomnio.

Murray presentó recientemente la documentación para apelar el juicio en el que un jurado lo declaró culpable de homicidio involuntario por la muerte del cantante cuando éste era su paciente en 2009.

Murray fue sentenciado a cuatro años de prisión por ser considerado el responsable directo del fallecimiento del "rey del pop", la pena máxima que podía imponerle según las leyes californianas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada