MoMA rinde homenaje a última década de cine latinoamericano

NUEVA YORK ( AP). En el 2001 dos estudiantes latinoamericanos empezaron a mostrar películas de la región en un teatro de Nueva York. Diez años después, el Museo de Arte Moderno recompensa sus esfuerzos con un homenaje a la organización que fundaron para llevar los mejores filmes de América Latina a las salas de Estados Unidos.

El MoMA, por sus siglas en inglés, honrará en mayo a Cinema Tropical con un programa de películas y documentales que la agrupación sin fines de lucro ha promovido en la última década.

"Para nosotros es un gran honor", dijo el mexicano Carlos Gutiérrez, fundador de Cinema Tropical, durante una entrevista con The Associated Press. "Después de 10 años esto es una gran sorpresa. Cuando empezamos no sabíamos que Cinema Tropical se iba a convertir en todo esto".

El MoMA mostrará durante más de una semana 11 producciones destacadas que, en algunos casos, incluirán charlas con sus directores. Planean acudir a la cita los cineastas argentinos Martín Rejtman, Mariano Llinás y Celina Murga, además del mexicano Pedro González Rubio y el brasileño Joao Moreira Salles.

Algunas de las películas del programa _ que se presentará del 4 al 16 de mayo _ serán "Turistas", de la chilena Alicia Scherson; "Toro negro" de Rubio; "Santiago", de Salles y "El vuelco del cangrejo", del colombiano Oscar Ruiz Návia. También se presentarán documentales como "Trópico de cáncer", del mexicano Eugenio Polgovsky, y "Copacabana", de Rejtman.

"Escogimos para el programa a directores que son importantes, pero no tan reconocidos. Son directores que han transformado la forma de hacer cine en Latinoamérica", dijo Gutiérrez.

La última película de Llinás, "Historias Extraordinarias", será, de hecho, estrenada en cartelera en Estados Unidos durante el homenaje. El MoMA, además, celebrará el décimo aniversario del estreno del filme uruguayo "25 Watts", dirigido por Pablo Stoll y Juan Pablo Rebella.

Jytte Jensen, del Departamento de Cine del MoMA y quien ha organizado el homenaje, dijo que Cinema Tropical ha sido un gran aliado del museo durante la última década y que el trabajo de la organización ha influenciado significativamente la presentación del cine latinoamericano en Estados Unidos.

"La coincidencia del renacimiento del cine latinoamericano y el desarrollo de Cinema Tropical han demostrado ser una exitosa combinación que ha beneficiado a muchas audiencias y muchos cineastas latinoamericanos", dijo Jensen.

A Gutiérrez se le ocurrió trabajar en la promoción de películas de la región en 1997, cuando era estudiante de cine de la Universidad de Nueva York.

"Había muy poco cine latinoamericano en la ciudad en aquel entonces", dijo Gutiérrez, quien nació en Ciudad de México hace 38 años.

Así fue como decidió fundar Cinema Tropical en el 2001 junto a la colombiana Mónika Wagenberg, quien actualmente es la directora del Festival de Cine de Cartagena, en Colombia. Ambos estudiantes empezaron realizando un ciclo semanal de películas latinoamericanas en el Pioneer Theater, del barrio East Village de Manhattan. El primer filme que mostraron fue "Silvia Prieto", de Rejtman. Gutiérrez también recuerda un ciclo de películas del director brasileño Carlos Diegues.

El éxito de Cinema Tropical, que ha pasado de la promoción a convertirse además en una fuerte distribuidora de películas latinoamericanas, se debe en parte al "boom" que ha experimentado el cine de la región en la última década.

"Los pioneros fueron los argentinos, a mediados de los noventa. Rejtman rompió con muchos de los esquemas tradicionales y fue un estímulo muy grande para toda una generación", dijo Gutiérrez. "En Urugay, Chile, Colombia...la producción había sido mínima, y de repente llegó una generación muy pujante, hace unos 10 años. Se contagió el espíritu de hacer cine por toda la región y fue un cine muy interesante".

Cinema Tropical, con oficinas en el barrio del Soho, en Manhattan, ha estado a cargo del estreno y distribución de 15 películas latinoamericanas en Estados Unidos desde la fundación de la organización. En la actualidad, cuenta con dos empleados que trabajan a media jornada y varios "freelancers".

"Espero en el futuro poder presentar aún más películas de toda esta generación maravillosa de cineastas latinoamericanos", dijo Gutiérrez. "También espero poder extraerle más visibilidad a todos los directores a nivel internacional".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada