Natalie Portman y Annette Bening, favoritas en duelo de altura

Los Ángeles, EU ( EFE). Natalie Portman ("Black Swan") y Annette Bening ("The Kids Are All Right") son las claras favoritas para conseguir el Óscar a la mejor actriz, una categoría en la que compiten también Jennifer Lawrence ("Winter's Bone"), Michelle Williams ("Blue Valentine") y Nicole Kidman ("Rabbit Hole").

NATALIE PORTMAN, un cisne negro que vuela hacia el Óscar

Si hay una favorita para el Óscar, esa es Portman. Se trata de su segunda nominación (la anterior le llegó por "Closer", 2004) y hasta ahora se ha hecho con el Globo de Oro, el BAFTA, el premio del Sindicato de Actores de EU y los galardones de las asociaciones de críticos de Boston, Chicago, Dallas-Fort Worth, Florida, Kansas City y Las Vegas, entre otras, por su interpretación en "Black Swan".

Portman da vida a Nina, primera bailarina de un ballet de Nueva York que se encuentra atrapada en una tela de araña competitiva con una nueva rival en la compañía, interpretada por la estadounidense de origen ucraniano Mila Kunis.

El filme es un "thriller" psicológico ambientado en el mundo de la danza e inspirado en "El lago de los cisnes", de Tchaikovsky, cuya protagonista emprende un viaje a la locura debido a la búsqueda de la perfección en su trabajo.

La intérprete está embarazada de su primer hijo y recientemente anunció su enlace con el coreógrafo Benjamin Millepied, que hace una pequeña aparición en la cinta.

La actriz será uno de los rostros más visibles en la gran pantalla este año, ya que estrenará la comedia "Your Heighness" y "Thor", de Kenneth Branagh, donde encarna a Jane Foster.

ANNETTE BENING, la apuesta por la veteranía

Es la más experimentada de las candidatas. A sus 52 años es la cuarta nominación para el actriz, tras las obtenidas por "Being Julia" (2004), "American Beauty" (1999) y "The Grifters" (1990), aunque nunca se ha llevado la estatuilla dorada.

Ahora podría conseguirlo por su labor en la independiente "The Kids Are All Right", un alegato a la tolerancia y al respeto de las familias homosexuales dirigido por Lisa Cholodenko, cuya obra pone en duda el concepto tradicional de la familia y sugiere que el matrimonio va más allá de una cuestión de género.

Bening da vida a una lesbiana en una relación con el personaje de Julianne Moore, con quien tiene dos hijos adolescentes. Sin embargo la estabilidad familiar se trastoca con la aparición de Paul (Mark Ruffalo), el padre biológico de los niños.

La actriz ya ganó el Globo de Oro en el terreno de comedia o musical, y dedicó el premio el ganador de ese mismo galardón en 1962 al mejor actor de promesa, su esposo, Warren Beatty.

A mediados de 2010 la intérprete estrenó otro potente drama, "Mother and Child", de Rodrigo García, por cuyo papel obtuvo magníficas críticas.

NICOLE KIDMAN, el regreso a la primera línea de la gran dama

Es la única de las nominadas con un Óscar en su haber, el conseguido por la jovial "Moulin Rouge!" (2001). También fue candidata por "The Hours" (2002), y ahora retoma esa vena dramática en "The Rabbit Hole", un filme sobre la dificultad de un matrimonio para afrontar el duelo de la muerte de un hijo en un accidente de tráfico.

La película de John Cameron Mitchell recrea la transformación de una relación matrimonial marcada por el duelo y reflexiona sobre los límites que el dolor impone a la comunicación, en este caso, con el esposo del personaje de la actriz, encarnado por Aaron Eckhart.

Precisamente a mediados de enero se dio a conocer que la australiana y su marido, el cantante de country Keith Urban, habían sido padres de una niña gestada en un vientre de alquiler.

La niña, que se llama Faith Margaret, es hija biológica de la pareja y nació el pasado 28 de diciembre.

Kidman, tras unos años involucrada en proyectos sin demasiada suerte ("The Invasion", 2007; "Australia", 2008), parece retomar la senda correcta y ahora triunfa en la taquilla de EEUU con la comedia "Just Go With It" mientras concluye el rodaje de "Trespass", un thriller de Joel Schumacher con Nicolas Cage.

MICHELLE WILLIAMS, talento desde las entrañas

Es la segunda nominación para Williams tras "Brokeback Mountain" (2005), la cinta donde conoció a su ex pareja, Heath Ledger, fallecido hace algo más de tres años, con quien tuvo a su hija, Matilda.

Desde entonces la actriz ha superado una gran depresión que la mantuvo casi un año sin rodar. En diciembre habló por primera vez sobre esa tragedia: "Entiendo las circunstancias, pero el suceso en sí para mí no tiene comprensión. No la encuentro. No puedo encontrarla".

Ahora con "Blue Valentine", un drama íntimo de Derek Cianfrance en el que comparte escenas, de lo más íntimas, con Ryan Gosling, la actriz vuelve por todo lo alto a los Óscar con una interpretación en carne viva que ha deleitado a la crítica estadounidense.

"Blue Valentine" es una historia de amor que recorre los recovecos de un pasado con consecuencias en la realidad que vive una joven pareja, Dean y Cindy, quienes tratan de extraer los mejores recuerdos de su relación para tratar de evitar el declive de su matrimonio.

Williams, que en 2010 estrenó también "Shutter Island", de Martin Scorsese, ha concluido recientemente el rodaje de "My Week With Marilyn", donde encarna a la diva del cine Marilyn Monroe.

JENNIFER LAWRENCE, la reina indie

Tiene 20 años y con la independiente "Winter's Bone", de Debra Granik, ha obtenido su primera nominación a los Óscar, aunque pocos son quienes se atreven a darle alguna posibilidad de victoria el próximo 27 de febrero.

El filme, basado en una novela de Daniel Woodrell, es la historia de una adolescente de la meseta de Ozark (EU) que tendrá que encontrar a su padre, fugitivo de la justicia, para evitar que embarguen la casa donde vive con una madre anacoreta y dos hermanos pequeños.

El rostro de la joven, prácticamente desconocido para el espectador a pesar de su paso por obras como "The Burning Plain" (2008) y las series de televisión "Monk" y "Cold Case", será un habitual durante 2011.

En cartera tiene dos de las películas más esperadas en Hollywood, aunque por distintos motivos. Primero será el turno de "The Beaver", de Jodie Foster, el regreso a la gran pantalla de Mel Gibson después de la supuesta agresión a su ex pareja, la rusa Oksana Grigorieva.

Después llegará "X-Men: First Class", una cinta sobre los orígenes de los personajes que conforman una de las sagas más populares del mundo del cómic, en la que encarnará a Mystique.

Y a lo largo del año será también el turno de "Like Crazy", la gran ganadora en el pasado festival de Sundance, el certamen donde precisamente "Winter's Bone" triunfó en la edición de 2010, en la que consiguió los galardones a la mejor película y al mejor guión.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada