Nominados al Oscar comparten almuerzo y anécdotas

BEVERLY HILLS, California, EU ( AP). Jesse Eisenberg dijo el lunes en broma que la temporada de los Premios de la Academia le parece como los interminables bar mitzvah a los que asistió cuando tenía 13 años.

Melissa Leo afirmó que el camino hacia los Oscar es como una bebida energética. Javier Bardem se sintió especialmente honrado por la postulación lograda con "Biutiful", y Mark Ruffalo se dijo contento de recibir una comida gratis gracias a los maratónicos premios.

El almuerzo anual de los aspirantes al Oscar reunió a 151 de los nominados el lunes, entre ellos Eisenberg de "The Social Network", Leo de "The Fighter" y Mark Ruffalo de "The Kids Are All Right".

Bardem aprovechó también para agradecer el apoyo de sus colegas Julia Roberts y Sean Penn y del director Michael Mann.

" Es asombroso... porque estoy seguro que tienen otras cosas que hacer", apuntó el actor español durante un encuentro con la prensa.

Otros candidatos que acudieron a la cita fueron Nicole Kidman, Jeff Bridges, Geoffrey Rush, Annette Bening, Colin Firth y Natalie Portman, así como las jóvenes actrices Jennifer Lawrence y Hailee Steinfeld.

Antes del almuerzo, Eisenberg dijo a la prensa que las numerosas reuniones de Hollywood que concluyen en la ceremonia de entrega de los Oscar del 27 de febrero le recuerdan sus primeros años de adolescente. Eisenberg está nominado al Oscar como mejor actor.

" Tenía que ir cada semana a bar mitzvahs (ceremonias judías para cuando un varón cumple 13 años), y estos actos (previos al Oscar) me dan la misma sensación", expresó Eisenberg. " Vestirme de traje cada fin de semana para reunirme con muchos judíos".

Leo, favorita para ganar el Oscar a la mejor actriz de reparto, dijo que trata de mantener la fuerza durante toda la agitación previa a los premios con " agua, vitaminas. Y la emoción de todo ello es muy parecida a una bebida energética".

Ruffalo, propuesto por primera vez al Oscar, se dijo sorprendido de este honor debido a que su papel es el menos llamativo de la cinta, cuyo elenco incluye a Bening y a Julianne Moore.

" Llegué como un actor muerto de hambre, que buscaba un lugar, y por ende estoy muy agradecido cuando recibo un almuerzo gratis", apuntó.

El menú fue muy fino: incluyó aperitivos como carne de res condimentada acompañada con mousse de aguacate; el plato fuerte fue bacalao negro de Alaska, y entre los postres hubo minitartas de merengue de limón con arándanos y emparedados de galleta con nieve de frambuesa en medio.

La comidilla entre la prensa abarcó la ropa que llevarían los nominados al Oscar, cuya ceremonia se ha institucionalizado como una de las pasarelas de moda más grandes del mundo.

Portman, embarazada de su primer hijo, dijo que será un desafío elegir el vestido que llevará al Oscar, porque el abultamiento de su vientre la obligará a usar un atuendo con cintura expansible.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada