Nuevo filme de Mark Wahlberg transcurre en Nueva Orleáns y Panamá

Nueva York (EFE). El actor, cantante, modelo y productor Mark Wahlberg protagoniza y produce "Contraband", un "thriller" de acción que llega hoy a las pantallas de Estados Unidos, en el que encarna a un extraficante decidido a todo para salvar a su familia, y un personaje con el que dice sentirse identificado.

Bajo la dirección del islandés Baltasar Komákur ("Jar City", "101 Reykjavik"), esta cinta es la versión de Hollywood de "Reykjiavik-Rotterdam" (2008), dirigida por su compatriota Óskar Jónasson y producida e interpretada por él mismo en el papel que ahora hace Wahlberg.

"No pienso en esta película como en una nueva versión, sino como una adaptación, una historia que se ha creado para otra película", dijo Komákur durante la presentación de la cinta en Nueva York, al tiempo que insistió en que la original había servido como "inspiración".

Si en el original es alcohol el objeto del contrabando, en el "remake" de Hollywood son varios millones de dólares falsos, y mientras la primera transcurre en Europa, en esta ocasión el escenario se reparte entre los puertos y las ciudades de Nueva Orleáns (Luisiana) y Panamá.

"Hay muchas cosas en las que me puedo sentir identificado con el personaje. Es duro, es listo y sobre todo quiere proteger a su familia", dijo Wahlberg, que también subraya que en esta película, su personaje "no es un ángel, pero todo lo hace por su familia", al tiempo que bromeó diciendo que "los otros son peores que él".

El actor, de 40 años, descendiente de suecos e irlandeses y que vivió una juventud con algún que otro problema con la justicia en su Boston natal, interpreta a Chris Farraday, un excontrabandista decidido a abandonar el mundo de la delincuencia y a llevar una apacible vida familiar hasta que su cuñado Andy (Caleb Landry Jones) decepciona a un poderoso narcotraficante.

En esa decidida protección de la familia coincide Wahlberg y su personaje en la gran pantalla, ahora que el protagonista de "The Fighter", pero también de otras películas en que lucía su físico como "Boogie Nights" o "Three Kings" pone a su esposa Rhea Durham y a sus cuatro hijos y a su fe católica por encima de todo.

"Creo que estoy haciendo lo correcto: Ser un buen padre y un buen marido", señaló Wahlberg, que se ha alejado por completo de sus excesos de juventud, y que ahora asegura que ya no sale con los amigos por la noche: "Ceno a las seis y media, y luego, a la cama".

Wahlberg no olvida su faceta de productor en este filme, al igual que ha hecho en series televisivas de gran éxito como "Entourage" o "Boardwalk Empìre", de la cadena HBO: "Me gusta recordar que soy productor", señaló de su participación como tal en "Contraband".

En esta cinta de acción trepidante recibe la réplica de Giovanni Ribisi ("Avatar", "Public Enemies"), quien aseguró que lo que más le atrajo de la propuesta de participar en ella fue "la idea de vivir en la oscuridad. Era algo nuevo, muy desafiante".

Ribisi, de 37 años y que encarna a uno de esos delincuentes verdaderamente malvados hasta en el aspecto, preparó su personaje "viendo como unas 40 ó 50 horas de documentales" relacionados con el mundo delictivo, al tiempo que señaló que encarnar al traficante Tim Briggs le llevó también a efectuar "una transformación, no solo física, también interna".

El actor californiano, habituado a interpretar a villanos, reconoció que le "costó dejar de hablar como él", pero también le sirvió "para aprender y crecer como persona". "Es un personaje que tiene la satisfacción de hacer daño a la gente, aunque también es ambiguo por la relación con su hija... Con esta película aprendí que se puede hacer contrabando con todo", explicó.

Definió su trabajo con Wahlberg como "increíble", ya que afirmó que es "una gran experiencia trabajar con él", al tiempo que alabó "su humildad y sus valores, especialmente en esta industria".

El reparto se completa con Ben Foster ("X-Men: The last stand", "3:10 to Yuma"), que interpreta al amigo de Farraday, "una personalidad adicta, que quiere mostrar que tiene todo bajo su control, cuando no es así", según sus palabras, así como con Kate Beckinsale ("Underworld") en el papel de esposa y el mexicano Diego Luna ("Y tu mamá también"), como un narcotraficante panameño.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada