Oscar Isaac recuerda el ¨amor incondicional¨de su fallecida madre

A principios de este año, el actor Oscar Isaac vivió en espacio de unos pocos meses dos momentos que cambiaron su vida para siempre: el fallecimiento de su madre, Eugenie, a consecuencia de una breve batalla contra el cáncer, y el nacimiento de su hijo Eugene, fruto de su larga relación con Elvira Lind, con quien contrajo matrimonio semanas antes de que ambos debutaran en la paternidad."Todo sucedió de manera muy dramática", recuerda ahora en una entrevista a la revista Esquire.

"En cuestión de tres meses mi madre falleció y nació mi hijo, así que se trató de una transición muy intensa, hasta el punto de que le dije a mi madre: 'Creo que te vas a cruzar con él de la que te marchas, así que por favor dile que me escuche todo lo que pueda...'. Resultó muy duro para mí porque ella era el único ejemplo genuino que conocía de amor incondicional. Duele pensar que eso ya no existe para mí, a no ser el que yo le dé a mi hijo. Eso primero ya no sucede, pero ahora funciona en el otro sentido", explica el intérprete.

Los peores momentos de la enfermedad de su madre coincidieron con los ensayos de la obra 'Hamlet' que el actor representa ahora en el Public Theater de Nueva York. Durante esas semanas, con su pareja embarazada de su primer retoño y su madre ingresada en una clínica de Florida, él no podía sentirse más que identificado con el clásico, que además resultaba ser uno de los favoritos de Eugenie.

"No sabía como procesar nada de todo aquello, pero eso [actuar] sí sabía cómo hacerlo", explica sobre cómo entretenía a su madre recitando e interpretando pasajes en su habitación de hospital. La principal motivación de Oscar Isaac para subirse noche tras noches al escenario después de un golpe tan duro ha sido su retoño y el recuerdo de su madre.

"Lo hago por mi madre, para rendir homenaje a su vida, pero también a su muerte, que fue tan horrible... Sé que le sucede a todo el mundo, pero nunca me había pasado a mí. Sí, sabía que a otra gente se les había muerto sus madres, pero esta vez era la mía", declara, antes de pasar a un tono más positivo. "Cuando tienes un hijo, debes, por su propio bien, tienes que decir que sí a la vida".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes