Penélope Cruz se divierte con el capitán Jack Sparrow

BEVERLY HILLS, California, EU ( AP). Para Penélope Cruz, lo más difícil de la vida de un pirata no fueron las peleas de espadas ni las aventuras en alta mar.

No fue tampoco que mientras rodaba escenas de "Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides", estaba embarazada de su primer bebé que nació este año, hijo del también actor Javier Bardem.

La actriz española afirmó que lo más difícil de la cuarta entrega de la saga de "Piratas del Caribe", supervisaba por Rob Marshall, quien la dirigió en "Nine", fue mantenerse enfocada en su personaje al interactuar con el divertido Jack Sparrow, interpretado por Johnny Depp.

"Mantenerme seria en algunas de las escenas más dramáticas junto a Johnny", dijo Cruz en inglés durante una entrevista, mientras promocionaba la cinta de piratas, que se estrena en el extranjero el 18 de mayo y en Estados Unidos el 20. "Lo veía hacer las cosas que hace como Jack Sparrow, y Rob tuvo que cortar tantas tomas conmigo o Johnny, porque no podíamos controlarnos. Me provocaba y siempre me hacía reír".

"Fue más difícil que las peleas de espadas, eso es seguro".

Fue fácil convencer a Cruz, de 37 años, para que se sumará a la cinta. La actriz es amiga de Depp desde que protagonizaron "Blow" en el 2001, mientras que Marshall fue el director del papel que llevó a Cruz a su tercera nominación a los Oscar por el musical del 2009 "Nine".

Marshall le preguntó a Cruz si quería participar mientras cenaban en Londres, donde estaban terminando "Nine". El productor Jerry Bruckheimer ya pensaba en Cruz, incluso desde antes de que Marshall se sumara como director.

"Las cosas se me facilitaron cuando Rob se apuntó, porque a ella le gusta, y ya había trabajado con Johnny antes, por lo que cualquier duda que tuviese sobre el proyecto se minimizó", dijo Bruckheimer.

Cruz no tuvo aprehensiones. La actriz _quien es reconocida por su trabajo con Pedro Almodóvar (obtuvo su primera nominación al Oscar por "Volver") y ganó un premio de la Academia por su papel en la cinta de Woody Allen, "Vicky Cristina Barcelona"_ es una pirata de corazón.

Seguidora de la trilogía de "Piratas", Cruz dijo que no lo pensó dos veces antes de aceptar participar en la cuarta entrega de la franquicia. Marshall dijo que la actriz dijo "sí" enseguida, apenas pronunció la palabra "piratas".

"Estaba triste porque estábamos terminando el proceso de 'Nine', y fue un momento maravilloso el que compartimos, y quiero mucho a Rob", dijo Cruz. "Salimos a cenar y, al final, me dijo si me gustaría hacer 'Piratas 4' con Johnny y él. Y le dije '¿Por qué esperaste hasta después del postre para preguntarme? ¿Por qué no me preguntaste en el momento en el que nos sentamos?' Lo abracé y dije que sí, incluso antes de leer el guión...".

Cruz encarna a Angélica, una resentida ex amante de Sparrow, hija del temido pirata Barbanegra (Ian McShane). Angélica, su padre y Sparrow persiguen la fuente de la juventud.

Cuando se acercaba la fecha de la producción, Cruz se enteró que estaba embarazada. Marshall y Bruckheimer temieron que se retractara, pero ella mantuvo su decisión de participar en el filme, y ellos se ajustaron a la nueva situación.

El cronograma se alteró para filmar más escenas de Cruz antes de que se le notara el embarazo. El diseñador de vestuario creó un corset elástico, que permitió que la actriz se moviese con soltura, y los trajes de Cruz fueron reajustados continuamente.

"Me medían cada tres semanas", dijo Cruz. "Fueron muy, muy amables".

Cruz interpretó todas sus escenas de acción en plano cerrado, pero el embarazo obligó a los cineastas a usar a una doble en las tomas más abiertas.

" Fuimos muy hábiles en nuestras tomas", dijo Marshall. " Sabía que sólo había una persona (para interpretar a Angélica). Era Penélope. Por eso sabíamos que preferíamos trabajar con ella y lograr que funcionara, porque ella era perfecta para el papel".

Luego de dos cintas con Marshall, Cruz se reunirá con dos otros cineastas para un par de historias italianas. La actriz protagonizará junto a Jesse Eisenberg, Ellen Page y Alec Baldwin, el próximo filme de Allen, que se rodará en Roma en los próximos meses. Luego, hará una película en italiano con el actor y director Sergio Castellitto, quien la dirigió en el drama del 2004 "Non ti muovere".

Su trabajo en la cinta de Allen sólo le tomará tres semanas, lo que encaja con el deseo de Cruz de encontrar un equilibrio entre su carrera y su familia, ahora que es madre.

" Estoy segura de que naturalmente altera o afecta tu toma de decisiones", dijo la actriz. " Lo bueno en mi caso es que en los últimos cinco años, más o menos, no he querido trabajar sin parar... como lo hice en el pasado. Era una adicta al trabajo. En los últimos años, hacía una cinta por año, dos máximo, si eran cortas. Por eso creo que encontré un buen equilibrio, saludable, entre el tiempo dedicado al trabajo y el tiempo para, sabes, todos lo demás en la vida".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada