Sean Penn presidirá Cannes

LOS ANGELES (AFP) - Sean Penn, el ex "chico malo" de Hollywood que fue rescatista en el huracán Katrina, adversario al embargo contra Cuba, corresponsal para cubrir las elecciones de Irán en 2005 y observador del presidente Hugo Chávez en 2007, presidirá el jurado del 61º Festival de Cannes.

Penn asume esta tarea a los 47 años, con la reputación de ser un cineasta tan sólido como maduro que ha demostrado versatilidad como actor, virtuosismo como director y compromiso como artista.

Así el hombre cuatro veces nominado al Oscar y acreedor de una estatuilla en 2004 por su protagónico en "Mystic River", sucederá entre el 14 y 25 de mayo próximo a sus colegas el británico Stephen Frears y al chino Wong Kar-wai, que presidieron los jurados de las dos ediciones anteriores del Festival de Cannes.

"El Festival de Cannes es desde hace mucho tiempo el epicentro mundial del descubrimiento de nuevas olas de directores, por lo que estoy ansioso por participar en él este año como presidente del jurado", dijo Penn en un comunicado divulgado en enero cuando recibió la invitación de parte de Gilles Jacob y Thierry Frémaux, el presidente y director artístico del Festival.

Jurado del Festival de Cannes 2008 ©AFP DESKFrémaux explicó entonces a la AFP que la elección de Penn obedecía "además de la fascinación por el actor y el director" a que "forma parte de las personalidades y de los artistas que tienen ya una historia común con Cannes".

En 1997 recibió el Premio de Interpretación del Festival de Cannes por su personaje en "She's so Lovely" (Atrapada entre dos hombres) de Nick Cassavetes.

Como director también tiene una trayectoria marcada por este Festival: su primera película "The Indian Runner" fue seleccionada en 1991. Siguieron "Crossing Guard" (1995) y "The Pledge" (El juramento, 2001), ambas interpretadas por Jack Nicholson y la segunda seleccionada en Cannes.

Sean Penn "encarna al cine independiente norteamericano, así como un cierta imágen del Estados Unidos que nosotros amamos", opinó el director artístico del festival que se realiza con mucha pompa en el exclusivo balneario del sur de Francia.

Nacido en Santa Mónica (California) en 1960, el segundo hijo del difunto director Leo Penn y de la actriz Eileen Ryan estaba destinado a dedicarse al cine y, tras estudiar arte dramático, hizo su debut en "Taps" en 1981.

El éxito llegó poco después con "Fast Times at Ridgemont High", la primera de una serie de cintas que confirmaron sus prometedores inicios, entre ellas "Bad Boys", a la que debe su apodo.

En esa época, Penn era casi tan conocido por su carrera fílmica como por su mediatizado matrimonio con la cantante Madonna, con quien estuvo casado cuatro años desde 1985, y sus sonados altercados con fotógrafos.

Tras la nada memorable "Shangai Surprise", que coprotagonizó con la diva, Penn se reconcilió con la crítica gracias a "Casualties of War" (1989), su primer trabajo con Brian De Palma, y "State of Grace" (1990), donde conoció a Robin Wright, su actual esposa y la madre de sus dos hijos.

A principios de los noventa, el actor cambió de rumbo y dirigió "The Indian Runner", antes de anunciar que no quería volver a actuar. "Prefiero dirigir, porque prefiero un trabajo concreto, activo", dijo entonces.

Al poco tiempo, sin embargo, encarnó a un condenado en "Pena de Muerte", de Tim Robbins. Después de dirigir "The Crossing Guard", incumplió nuevamente su palabra y rodó una decena de películas, incluida "She's So Lovely" de Nick Cassavetes.

Cada vez que dijo no a la actuación volvió y bajo la dirección de grandes como Brian de Palma en "Corazones de hierro" (1989), por Terrence Malick en "La línea roja" (1998), por Alejandro González Iñárritu en "21 gramos" (2003) o por Sydney Pollack en "La intérprete" (2005).

Su última obra como cineasta "Into the Wild" ("Hacia rutas salvajes", 2007), consolidó su figura como un director original e independiente.

Pero también se erigió como un artista comprometido dentro de Estados Unidos, donde molestó cuando se opuso a la guerra de Irak o al embargo a Cuba y viajó a Venezuela para conocer al presidente Hugo Chávez en agosto de 2007, dos años después de haber cubierto para el diario The San Francisco Chronicles las elecciones de Irán.

Más salvaje que nunca llega la 6ta temporada