Productora del Oscar: Kimmel se va a divertir de lo lindo

Ante el caos por la confusión con los sobres en los Premios de Academia, parecería muy pronto para hablar de lo que pasará en la ceremonia del próximo año. Pero la productora Jennifer Todd ya tiene planes ambiciosos para el 90no aniversario de los Premios de la Academia, y el anfitrión Jimmy Kimmel probablemente incluya más de un chiste sobre ese tropezón.

La Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas anunció el martes que Todd, el coproductor Michael De Luca y Kimmel retomarán sus papeles en la 90ª entrega de los Oscar el 4 de marzo de 2018. El año pasado Todd y De Luca fueron anunciados como productores en noviembre y no formalizaron el papel de Kimmel como maestro de ceremonias sino hasta diciembre.

"Hubo muchos elementos que se sintieron muy acelerados el año pasado, como el hecho de manejar hasta la casa de Jimmy Kimmel y suplicarle para que presentara la gala", dijo Todd a The Associated Press. "El momento crucial es cuando salen las nominaciones, no hay muchas cosas que puedas hacer antes, como qué números musicales poner o cuáles no, sólo hasta entonces, pero hay muchas cosas que podemos pensar en el verano”.

En febrero el rating de la 89a entrega de los Oscar llegó a su punto más bajo desde 2008, con 32,9 millones de espectadores en Estados Unidos. Todd está consciente y espera poder crear más expectativa para el próximo año.

“Hacer que los jóvenes vean la gala es siempre una prioridad para nosotros. Necesitamos que la próxima generación ame las películas y quiera ir al cine”, dijo Todd. “Los Premios de la Academia son como el mejor comercial para las películas”.

El broche de oro del 90mo aniversario podría ser uno de estos atractivos. Planean celebrar 90 años de ganadores, honrar el pasado y, como cada año, “convocar a tantas estrellas de cine como sea posible”.

“Es un gran año para nosotros”, dijo la presidenta de la Academia Cheryl Boone Isaacs. "Será una gran celebración y es maravilloso tener un equipo tan experimentado y con una experiencia tan fresca que además ya tiene algunas ideas maravillosas”.

Pero la intriga tras el drama del error con los sobres seguramente generará la mayor curiosidad, ya sea por el riesgo de que pueda ocurrir de nuevo o que la gala lo tome con humor.

Por si alguien en el mundo no se enteró, este año la actriz Faye Dunaway leyó una tarjeta incorrecta que le dio su copresentador Warren Beatty, quien la había recibido de un contador distraído de PwC. Como resultado "La La Land" fue anunciada como la ganadora del Oscar a la mejor película. El error fue corregido en vivo en el escenario y "Moonlight" terminó por llevarse el premio, por lo que Kimmel, quien se estrenaba como anfitrión de la gala, declaró: "Les prometo que nunca voy a regresar".

"Si no hubiese producido la ceremonia del año pasado habría dicho ‘¡Por Dios, esto es increíble!’”, dijo Todd. “A la gente le encantó que haya ocurrido algo inesperado y sorpresivo".

“Me sentí mal por la gente involucrada y porque en algún momento se sintiera como un descuido, pero cuando ves cómo está el mundo hay que ponerlo en perspectiva. Creo que el humor es el mejor remedio para todo esto. Creo que vamos a pensar en cosas increíbles para prepararnos para lo inesperado en los Oscar", dijo la productora. "Creo que Jimmy se va a divertir de lo lindo”.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes