Puerto Rico en la mira de Hollywood

SAN JUAN ( AP). Con creciente frecuencia Puerto Rico está siendo escenario de películas europeas y estadounidenses que transcurren en otros sitios y sus paisajes tropicales son modificados para transformarse en Bagdad, un barrio marginal brasileño o un insípido suburbio típicamente estadounidense.

Rara vez la isla es ella misma. Pero ofrece atractivos que atraen producciones con algunos de los nombres más cotizados de Hollywood, incluidos George Clooney y Johnny Depp.

Las producciones televisivas también encuentran un hogar temporal aquí. HBO filmó en la isla las series " Eastbound & Down" y " Angels and Diamonds", así como una secuencia memorable de "The Wire" en el barrio pobre La Perla.

" Hay un gran ambiente", expresó Luis Guzmán, actor neoyorquino de ascendencia puertorriqueña, conocido por su trabajo en " Boogie Nights" y " Tráfico". " La gente que filma por primera vez en la isla queda deslumbrada con su belleza".

Puerto Rico ofrece playas, bosques, paisajes desérticos, calles coloniales, complejos turísticos modernos y guetos que meten miedo. El mayor atractivo de la isla, no obstante, son los incentivos fiscales, algunos de los más generosos que se pueden encontrar en territorios estadounidenses.

" Las exenciones impositivas han pasado a ser un factor determinante en la decisión de dónde se filma una cinta, y nosotros tenemos exenciones muy interesantes", manifestó Mariella Pérez Serrano, comisionada de cine de la isla. " Cuanto más gastan en Puerto Rico, más se les devuelve".

Puerto Rico devuelve hasta el 40% de los gastos de una producción. Para acogerse a esos beneficios, una producción debe realizar al menos la mitad de su fotografía en la isla o debe invertir al menos un millón de dólares en personal y contratistas locales. Filmar en propiedades del estado no cuesta nada.

Las autoridades planean ofrecer más ventajas todavía, incluidas exenciones impositivas nuevas para actores que no residen en la isla y para las empresas publicitarias. Esas iniciativas ya fueron aprobadas por la cámara baja y esperan ser consideradas por el Senado.

Elizabeth Redleaf, productora de " Life During Wartime", cinta de Todd Solondz del 2009 en la que Puerto Rico se hizo pasar por el sur de la Florida, dijo que las exenciones fueron lo que los motivaron a filmar en la isla.

" Esa es la función de las exenciones, actuar como un estímulo. Con créditos impositivos del 40%, estábamos más que felices de participar en ese estímulo", declaró Redleaf desde su oficina en Mineapolis.

A cambio de esas exenciones, los estudios de Hollywood y los productores independientes gastan dinero en escenarios, alimentos y sueldos de actores, extras y equipo de filmación. El personal que participa en las filmaciones come en restaurantes locales y gasta dinero en el comercio de la isla.

Empeñado en evitar que esto sea una moda pasajera, al prorrogar las exenciones del 40% hasta el 2019 el año pasado, el gobernador de Puerto Rico Luis Fortuno afirmó que su gobierno estaba " decidido a convertir a esta isla en uno de los destinos más atractivos para la industria cinematográfica".

La industria cinematográfica puede ayudar a aliviar en parte las penurias económicas de Puerto Rico, que tiene una tasa de desempleo del 16%, la más alta de cualquier territorio estadounidense. En el 2009 esa industria generó 54,4 millones de dólares para la isla y las autoridades esperan que siga atrayendo inversiones y creando empleos.

Las exenciones impositivas no son nuevas. Existen desde 1999. Pero recién ahora la isla está sacando partido de su proximidad con Estados Unidos y Europa.

Funcionarios isleños están asistiendo a festivales de la industria cinematográfica y promoviendo las bondades de Puerto Rico como sitio de filmación. Además publican avisos en revistas especializadas como Variety y The Hollywood Reporter, en los que presentan a la isla como un sitio ideal y económico para filmar.

Los productores elogian el nivel de los trabajadores puertorriqueños y la cooperación de las autoridades.

Un problema que enfrentan las producciones en Puerto Rico es la ausencia de un

En una isla llena de vistas hermosas pero escasas instalaciones cinematográficas, un depósito vacío del suburbio de Guaynabo es lo más cercano a un que encontraron los productores de "The Losers", una película de acción de Warner Bros.

Stephanie Laing, productora de " Eastbound & Down", que filmó en Puerto Rico escenas que supuestamente transcurrían en México, dijo que " estuvimos limitados a lo que pudimos construir nosotros porque no hay instalaciones adecuadas".

" El principal problema es que Puerto Rico tiene una industria cinematográfica joven, no muy desarrollada", manifestó Laing.

Ahora que Puerto Rico está atrayendo muchas producciones, cobra fuerza la idea de construir un estudio.

Aníbal Meléndez, alcalde de Fajardo, ciudad costera del noreste de la isla, dijo que Jennifer López y su marido Marc Anthony esperan convertir esta urbe en un importante centro cinematográfico. Pero no se conocen planes concretos de construir un estudio allí.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada