Ryan Reynolds convenció a Blake Lively para protagonizar 'Infierno azul'

En su última película, 'Infierno azul', la actriz Blake Lively interpreta a una valiente surfista que se queda atrapada en una roca a casi 200 metros de la playa mientras intenta no convertirse en la cena de un tiburón blanco, su papel más exigente a nivel físico hasta la fecha.

Antes de aceptar un reto de esas características, la intérprete quiso pedirle consejo a su marido, Ryan Reynolds, que ya se enfrentó a una experiencia parecida en 'Buried' dando vida a un hombre enterrado vivo en un ataúd.

"[Ryan me avisó de que] iba a ser una experiencia muy atlética. Que me preparase. Me advirtió de que iba a destrozarme emocionalmente, pero que iba a ser gratificante. Me dijo que iba a ser lo más físico que iba a hacer en mi vida, pero que no rechazase el papel", recuerda la intérprete a la revista Marie Claire. Aunque Blake valore enormemente la interpretación en 'Buried', cuando vio dicha cinta no pudo evitar "saturarse".

"Recuerdo que la primera vez que vi la película pensé: 'De verdad me gustas, eres una persona genial, pero no creo que quiera ver a nadie encerrado en una caja durante una hora y media'. Aun así, fue una experiencia cinematográfica muy bella", reconoce la californiana.

A pesar de lo extenuante del papel -Blake aparece casi en todas las escenas de la película-, la intérprete tiene claro que este proyecto no le va a llevar a los Óscar, por mucho que haya quien compare 'Infierno azul' con 'El renacido', la cinta que le otorgó a su exnovio Leonardo DiCaprio la preciada estatuilla."Esa es una comparación muy generosa.

Es una película que trata sobre el aislamiento, para bien o para mal tengo que sostener yo sola el 99 por ciento de las escenas de la cinta. Se ha intentado que sea una película sexy, fresca y divertida para el verano. No teníamos la presión de intentar ganar un Oscar", confiesa la actriz.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes