Sandra Echeverría no siente presión por boda

MEXICO (AP) — debut como productora de cine y el lanzamiento de su línea de bolsos.

Pero la actriz dice que no se siente presionada y, a diferencia de muchas novias, ni siquiera se ha sometido a alguna dieta especial para su enlace con el cantante y presentador de televisión Leonardo de Lozanne.

"Nada, cero, estoy súper tranquila, súper emocionada, disfrutando el proceso y espero mantenerme así", dijo Echeverría el miércoles tras una conferencia de prensa en la que se presentó un evento de bienestar femenino de la revista Women's Health, del cual es vocera.

Echeverría atribuyó su tranquilidad a "un estilo de vida" que no da lugar a la ansiedad.

"Estoy contenta, ya no son esas prisas de 'tengo que bajar (de peso) para tal evento'... Ya no lo hago ni siquiera por la presión de la boda, es porque me gusta verme y sentirme bien", señaló.

Además del novio, ya tiene lo más importante: el vestido.

Echeverría dice que hizo el hallazgo en las redes sociales, donde se topó con las creaciones de la diseñadora israelí Inbal Dror.

"Vi los diseños de esta mujer ... y me enamoré. Tienen un toque como muy antiguo, medio vintage, bohemio, pero al mismo tiempo muy románticos", relató la actriz y cantante mexicana de 29 años. "Le escribí y le dije: '¿Te animarías a hacer algo para mí?'. Y me dijo que sí".

Las pruebas del vestido se realizarán en julio, cuando espera que Dror lo envíe desde Israel, "porque ya se me está viniendo el tiempo encima".

La boda será en octubre en Los Ángeles, donde la actriz vive desde hace 10 años.

Será la primera vez que Echeverría llegue al altar. Lozanne, de 43 años, estuvo casado con la psicóloga Marcela Cuevas, con quien tiene dos hijos. La actriz de "Savages" dice que mantiene con ellos una buena relación.

"Siempre he sido muy niñera y además son niños que se dan a querer desde el primer día y son súper inteligentes, maduros, cariñosos y hermosos. Tengo mucha suerte de que me hayan tocado ellos", apuntó.

Aunque será una celebración pequeña, "de amigos amigos", la también cantante se dedicará de lleno al gran día tras finalizar el rodaje de la cinta "Un novio para mi mujer" y de promocionar otras películas en las que participó.

"Terminando pienso estar tranquila con la familia y dedicarme a eso (la boda). La vida es la prioridad, no el trabajo", dijo.

"Un novio para mi mujer" marca también su debut como productora de cine, un logro que celebra por partida doble, pues conseguir los fondos para financiar el proyecto le llevó unos cinco años.

"Ha sido un sueño y el hecho de que te cueste tanto trabajo lo valoras al doble", apuntó sobre la comedia que estelariza al lado de Arath de la Torre y Jesús Ochoa.

Dirigida por Enrique Begné, la cinta es una adaptación de la película homónima argentina. La nueva versión fue adaptada por un equipo de escritores que incluye a Leticia López, que participó en el guion de "No se aceptan devoluciones" ("Instructions Not Included"), la exitosa ópera prima de Eugenio Derbez.

Echeverría prevé estrenar el filme en 2015. Mientras tanto, incursionará en el mundo de la moda con una línea de bolsos que lanzará en septiembre.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes