Sofia Coppola se alza con la Palma de Oro con su dirección de drama bélico

Cualquiera podría caer en la tentación de decir que Sofia Coppola debe su éxito a su padre, pero su triunfo en el festival de Cannes consolida su posición como una importante directora por mérito propio.

La cineasta, de 45 años, ganó la Palma de Oro por su más reciente producción, "La seducción", un drama de la guerra civil estadounidense que había levantado gran expectativa incluso antes de comenzar.

La cinta es una adaptación de la novela de Thomas Cullinan "A Painted Devil", que en 1971 fue ya fue llevada a la gran pantalla, entonces protagonizada por Clint Eastwood.

"La seducción" ("The Beguiled") cuenta la historia de un soldado de la Unión herido, interpretado por Colin Farrell, que llega a un internado de niñas en la Virgina de 1864 en plena guerra civil (de Secesión).

Él intenta seducir a varias mujeres solitarias, encarnadas por Nicole Kidman, Kirsten Dunst y Elle Fanning, pero al final terminan enfrentándolo.

Es la quinta producción de Coppola, cuyo primer filme independiente, "Las vírgenes suicidas", se estrenó precisamente en Cannes, en 1999.

Coppola había asistido también al festival en 2006 para presentar el extravagante filme "María Antonieta", también nominado a la Palma de Oro, y "Adoro la fama" en 2013, que abrió la sección 'Una Cierta Mirada' de la prestigiosa cita francesa del cine.

La hija de Francis Ford Coppola, uno de los más aclamados cineastas vivos, debutó en la gran pantalla en "El Padrino" I y II, primero siendo una bebé y luego con dos años.

Pero fue su papel como Mary, la hija del jefe de la mafia Michael Corleone (Al Pacino) en "El Padrino III", el que provocó un aluvión de burlas que la alejaron de la actuación.

Desde entonces, con alguno que otro papel menor, enfocó su atención en dirigir, ganando aplausos con "Las vírgenes suicidas", que cuenta la historia trágica de cinco chicas adolescentes a través de los ojos de los chicos del barrio.

Ganó luego un Óscar por su segunda película "Lost in Traslation" ("Perdidos en Tokio" en América Latina), un drama-comedia que escribió y dirigió, con Bill Murray interpretando a una estrella de cine venida a menos, dedicado a los spots publicitarios, y Scarlett Johansson en el papel de una esposa que recibe cero atención de su marido, un ejecutivo expatriado.

Ese Óscar convirtió a los Coppola en la segunda familia en obtener galardones a través de tres generaciones, con su padre, su abuelo (Carmine Coppola) y su primo (Nicolas Cage).


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes