Sofia Coppola admite que su padre no aprueba su decisión de hacer un "remake"

ETIQUETAS

Tras reconocer en más de una ocasión que una de sus grandes fuentes de inspiración proviene nada menos que de su afamado padre, el cineasta Francis Ford Coppola, la directora Sofia Coppola no ha tenido reparo alguno en revelar ahora que su decisión de rodar una nueva versión de la cinta 'El seductor' rompe directamente con una de las reglas de oro que en su momento le inculcó su célebre progenitor.

"Siempre recordaré a mi padre diciéndome: 'Nadie hace un remake a menos que solo quieran ganar dinero con ello. No hay razón alguna para hacer algo así'. Pero para mí ha sido todo un honor, la verdad", aseguró la realizadora al diario The Washington Post sobre la cinta que ahora protagonizan Nicole Kidman y Colin Farrell.

Además de dirigir el nuevo filme, Sofia se ha encargado junto a otros guionistas de actualizar el libreto de la cinta original de 1971, protagonizada por Clint Eastwood, para adaptarlo a la nueva realidad social, un reto al que se dedicó en cuerpo y alma después de que una amiga le convenciera de que se trataba de un proyecto más que idóneo para ser llevado a las salas de cine.

"Anne Ross, una amiga mía que trabaja en el ámbito del diseño de producción, vio un día el filme original y me llamó enseguida: 'Creo que deberías hacer una versión moderna de esto', me dijo. Entonces vi la película otra vez por mera curiosidad y, al final, la idea se me quedó en la cabeza. Fue todo muy raro, la verdad", confesó en la misma entrevista sobre el sexto largometraje de su carrera, que acaba de ser estrenado en Estados Unidos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes