Stone: Documental estudia el movimiento liderado por Chávez

CARACAS ( AP). El cineasta estadounidense Oliver Stone afirmó el viernes que admira profundamente a Hugo Chávez pero que el presidente debería considerar la posibilidad de hablar un poco menos en televisión.

Al promover su documental " Al sur de la frontera" en Caracas, Stone elogió a Chávez, afirmando que está liderando un movimiento de " transformación social" en América Latina. La película cuenta con entrevistas informales a Chávez y otros seis aliados presidentes de izquierda, desde Evo Morales hasta Raúl Castro.

" Admiro a Hugo. Me gusta muchísimo como persona. Pero debo decir una cosa... No debería estar en la televisión todo el tiempo. Como un director puedo afirmar que no deberías ser tan dominante. Y creo que él a veces lo es", afirmó Stone en una rueda de prensa.

Chávez da discursos casi diariamente que se prolongan por horas, en los que a menudo ofrece clases de historia, anuncia noticias referentes a su gobierno e incluso suele cantar. Su programa dominical puede durar seis horas o más.

" El habla desde su corazón. Muchas veces habla sin haber pensado mucho en lo que va a decir y se mete en problemas", agregó Stone.

El cineasta estadounidense dijo que cuando llegó al aeropuerto de Caracas el jueves en la noche, Chávez estaba nuevamente en la televisión.

" El tipo es un toro, es un toro", dijo Stone. " Su visión es gigante... y él quedará para la historia".

El director de cine, ganador de tres premios Oscar, espera que su nuevo documental ayude a las personas a entender mejor a un líder que es usualmente ridiculizado "como un hombre fuerte, un bufón, un payaso".

" Ese es un retrato positivo de un hombre (Chávez) al cual los estadounidenses no tienen acceso. El está satanizado en la prensa estadounidense y europea como un monstruo", afirmó Stone.

El cineasta visitó Caracas en el comienzo de una gira en América Latina promoviendo el documental. También planea ir a presentaciones oficiales en Ecuador, Brasil, Bolivia, Paraguay y Buenos Aires.

La película se estrena en junio y julio en algunas ciudades de Estados Unidos y Europa.

Stone defendió su decisión de no entrevistar a los oponentes de Chávez, afirmando que los estadounidenses ya bastante han escuchado sus quejas, además que el documental no tiene como intención examinar detalladamente el gobierno del presidente de esta nación sudamericana.

" Es una introducción a un movimiento en Sudamérica del cual los estadounidenses no saben nada", aseveró.

En el documental, el cineasta muestra su lado desenfadado cuando patea una pelota de fútbol y mastica una hoja de coca junto al presidente boliviano Evo Morales. Además en la casa donde el presidente venezolano pasó su infancia, terminó riéndose airadamente al ver cómo Chávez rompió con su peso una vieja bicicleta que encontró, al montarla.

Las entrevistas de Chávez en la película están intercaladas con fragmentos de la cobertura televisiva estadounidense y comentarios críticos por parte de funcionarios de ese país. Stone mostró su desacuerdo con el trato hostil del ex presidente George W. Bush hacia Chávez.

También manifestó el viernes que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, "no ha hecho nada" para mejorar las relaciones de Estados Unidos con Chávez o con sus aliados en América Latina.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada