"The Kings speech" convence en Berlinale de camino a los Oscar

Berlín (EFE). La película "The king's speech" convenció en su proyección fuera de concurso dentro de la Berlinale, uno de sus últimos momentos clave antes de la noche de los Oscar, a la que llega como la gran favorita con doce nominaciones.

El público acogió con un cálido aplauso a los miembros del equipo de rodaje desplazados al festival internacional de cine de Berlín, encabezado por el director, Tom Hooper, la actriz Helena Bonham Carter y el largamente ovacionado actor británico Colin Firth, los tres candidatos a una estatuilla de la Academia.

"Sería fantástico ganar el oscar. No sé que va a pasar esa noche, pero el mero hecho de estar allí, de participar de la historia de la Academia será increíble. No puedo decir que no haya pensado en la posibilidad de ganar un Oscar", aseguró Hooper en la rueda de prensa que siguió a la proyección de la cinta.

El largometraje, de 117 minutos, es un drama histórico basado en la vida del tímido y malhumorado rey británico Jorge VI (Colin Firth) y de cómo luchó antes de acceder azarosamente al trono para vencer su principal reto como persona y futuro monarca: su notable tartamudez.

Según la película, su vida cambió notablemente por su compleja relación con un heterodoxo logopeda que se compromete a ayudarlo con métodos poco convencionales, como ahondar en su pasado para acabar con sus miedos.

No obstante, el giro radical a su vida vino poco después, con la decisión de su hermano mayor de abdicar en su favor en un complicado contexto político: el imparable ascenso político de Adolf Hitler en Alemania y el comienzo de la II Guerra Mundial.

El director resaltó que a pesar de hablar sobre un importante personaje histórico, el largometraje "cuenta una historia que nadie había contado", y añadió que ahí radica parte del éxito del filme.

La cinta toma por título el épico y valiente discurso radiofónico en directo con el que Jorge VI declaró oficialmente la guerra al Tercer Reich nazi tras la invasión de Polonia.

"La película me hizo reflexionar sobre la monarquía más de lo que había hecho hasta entonces. Sabía poco de Jorge VI, algo de su tartamudez y su reticencia a acceder al trono. Poco más. El filme me hizo respetar aún más al monarca, a la persona por su carácter y su tesón", aseguró Firth.

Sobre su proceso para aprender a tartamudear, Firth, destacó que contó con ayuda desde distintos ángulos, pero que finalmente, como casi siempre en el ámbito de la interpretación, se encontró "totalmente solo".

"Lo único que tenía claro es que el personaje y su tartamudeo sólo podían funcionar si era visceral, si era personal y real", agregó el actor.

Hooper, por su parte, resaltó que Firth logró con su interpretación que "el público de cualquier edad acabase queriendo al personaje sin recurrir a la compasión".

El anterior episodio de la exitosa trayectoria de "The king's speech" de camino a los Oscar tuvo lugar el pasado domingo, cuando se llevó siete de los 14 premios británicos BAFTA a los que aspiraba, entre ellos el de mejor película y mejor actor, para Colin Firth.

La cinta, que partía como máxima favorita de los premios británicos del cine, también logró el reconocimiento de la Academia británica al trabajo en esta película de los actores secundarios Geoffrey Rush y Helena Bonham Carter.

Además, es mismo día el largometraje de Hooper recibió el Goya a la Mejor película europea.

La gala de los Oscar se celebrará el próximo 27 de enero.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada