Will Ferrell encuentra nueva etapa con producciones diversas

NUEVA YORK ( AP). Ultimamente Will Ferrell ha superado varios obstáculos en Hollywood con disposición y creatividad.

Aunque las grandes comedias siguen tocando a su puerta: "The Other Guys" el año pasado y la cinta animada "Megamind", además de "Southern Rivals" con Zach Galifianakis (próxima a estrenarse); Ferrell ha buscado opciones cada vez más distintas para su carrera.

Tras interpretar al ex presidente George W. Bush en Broadway en la obra "You're Welcome America" de 2009, participó como actor invitado en la serie "The Office" y grabó una comedia en español: "Casa de Mi Padre", con los mexicanos Gael García Bernal, Diego Luna y Pedro Armendáriz hijo.

Y ahora lanzará una película independiente de drama: "Everything Must Go".

La nueva dirección en su carrera se generó en parte por las decisiones de su estudio a comienzos de 2010, cuando los presupuestos se reducían, las fechas de lanzamientos fueron menores y los cálculos de ingresos internacionales estaban cada vez más comprometidos, además de que algunos proyectos que la gente aseguraba serían un éxito, como la segunda parte de "Anchorman", de Paramount, fueron rechazados.

"Fue como decir, si los estudios se van a poner así de exquisitos para lograr algo, está bien, exploraré este nuevo mundo donde hay presupuestos más pequeños, pero posiblemente hay más libertad de creación", dijo Ferrell en una entrevista reciente. "Esto abrió de alguna forma un nuevo capítulo".

En "Everything Must Go", que es una adaptación libre de un cortometraje de Raymond Carver, Ferrell interpreta a un personaje que pierde su empleo y a su esposa el mismo día. Encerrado en su casa en un suburbio, comienza a vivir en el patio delantero de su casa y a convertirse en un alcohólico cada vez peor.

Ferrell, que ha tenido buenas críticas en dramas anteriores como "Stranger Than Fiction" y "Melinda and Melinda" de Woody Allen, dijo que el personaje en "Everything" ha sido el más exigente para él.

En parte se debe a que Ferrell, que siempre ha estado en favor de las producciones en grupo, estuvo la mayor parte del tiempo solo en la película, lo que le hacía sentir a veces que "estaba caminando en la luna".

"En verdad hace las cosas con pasión, no por decir: 'necesito reinventarme por necesidad'", dijo Dan Rush, que se estrena como director en "Everything Must Go". "Toma decisiones de acuerdo al material que le hace responder y las cosas que quiere decir".

Ferrell es diferente de muchos comediantes pues su lado gracioso no parece emanar de la inseguridad. El actor de 43 años, creció felizmente en Irvine, California con sus padres: una maestra y el guitarrista de los Righteous Brothers (seguramente por él sacó sus aptitudes para cantar de forma cómica y seria).

Adam McKay ha sido uno de los socios creativos de Ferrell; su amigo desde el programa "Saturday Night Live", y lo ha dirigido en numerosas películas. Dijo que Ferrell es un tipo con "motivaciones extrañas", que tiene la disciplina para correr maratones y aprender a tocar instrumentos musicales para películas. Los dos crearon la compañía Gary Sanchez Productions, que ha apoyado sus intereses cada vez más diversos, como el sitio de internet FunnyOrDie.com.

"Siempre ha sido un tipo al que le gusta hacer lo que le gusta hacer. Ahora sólo vemos más de eso", dijo McKay. "Por ejemplo la obra sobre Bush no tuvo sentido en su carrera para nada. Simple y sencillamente no había dinero de por medio, pero lo quería hacer y estaba emocionado, igual que yo. Lo mismo pasa con 'Everything Must Go' y con 'Casa de mi padre'. Son proyectos que le parecen atractivos", agregó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada