Se exhibe en Venecia película sobre Joaquin Phoenix

VENECIA, Italia (AP). Rumores y conjeturas precedieron el debut como director de Cassey Affleck con su cita "I'm Still Here": ¿Era la película sobre el aparente desplome de Joaquin Phoenix de exitoso actor a músico de hip-hop realmente un documental sin barreras o simplemente una broma?

El lunes en Venecia, donde la película debutó fuera de competencia en el Festival de Cine, Affleck dijo que prefería dejarle la respuesta al público.

"Elípticamente, yo diría ... que sinceramente no quiero influir en la interpretación de la gente", le dijo Affleck a reporteros. "Puedo decir que no es un engaño. Me hace pensar en "Cámara oculta" o algo similar".

La película esta llena de escenas sombrías a menudo explícitas acerca de Phoenix, cuya decisión de abandonar su exitosa carrera como actor para dedicarse al rap y su consecuente declinación fueron comidilla de comediantes televisivos.

En una escena, Phoenix habla sobre la ironía de que su vida sea mostrada en cine, cuando él está tratando de salirse de ese ramo del entretenimiento. La cinta sigue a Phoenix a sus últimos encuentros con la prensa, donde se queja de que "odia" actuar.

"Creo que en el algún punto de su vida, todo el mundo odia su trabajo y la gente que les rodea", dijo en las escenas iniciales, para explicar por qué quiere cambiar su vida pese a su talento y enorme éxito, que incluye una nominación al Oscar por su papel como Johnny Cash en "I Walk the Line".

Lo que sigue son escenas que muestran el lado oscuro de su decisión. Hay uso de drogas, blasfemias, la búsqueda de relaciones sexuales en internet, un encuentro con una prostituta y otras escenas fuertes, como la de Phoenix agrediendo a un espectador en su propio recital.

A lo largo de la película, Phoenix se deja crecer el pelo y la barba de forma descuidada.

Affleck hizo notar que Phoenix está en Venecia y que "no se está escondiendo de la película".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada