El festival de cine de Toronto se interesa por la ciencia ficción de Elche

El cineasta español Chema García Ibarra espera empezar a rodar en la primavera de 2020 su primer largometraje, "Espíritu sagrado", un filme de ciencia ficción situado en Elche cuyo proyecto ha ganado el interés del Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF).

García Ibarra ha sido uno de los diez cineastas noveles internacionales seleccionados por el TIFF, uno de los festivales de cine más importantes del mundo, para formar parte del Filmmaker Lab de la 44 edición de la muestra que termina mañana en Toronto.

Y lo ha hecho gracias al proyecto "Espíritu sagrado", un filme que también le llevó a participar en la II edición de la incubadora The Screen de la Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de Madrid (ECAM) y el Oxbelly Screenwriters Lab de Grecia.

"En Toronto, han sido cuatro días en los que presentas tu proyecto de largometraje a directores, productores, gente de la industria. Es compartir experiencias y solucionar las dudas que tengas a la hora de desarrollar el largometraje que estás preparando", declaró García Ibarra a Efe.

El realizador, que ha escrito y dirigido varios cortos como "Protopartículas" (2010) y "La disco resplandece" (2016), añadió que tras el paso por el Filmmaker Lab del TIFF, así como The Screen y Oxbelly, "el proyecto ha ido creciendo".

"Pensaba que el guión estaba terminado desde hace meses. Pero cuando directores y productores revisaban mi guión, encontraban muchas formas de crecer el guión, por ejemplo enriqueciendo los personajes secundarios que yo había dado por cerrado. Este guión ahora es mucho mejor de lo que era hace unos meses", explicó.

"'Espíritu sagrado' es una película de ciencia ficción doméstica que transcurre en un barrio obrero de una ciudad industrial española, que es Elche, donde yo vivo, y que va a ser interpretada por actores no profesionales", detalló García Ibarra.

"Los personajes son un grupo a los que les une una afición común: los OVNIS. Es una película de OVNIS en la que no se ven ningún OVNI. Todo sucede en este entorno obrero. Yo siempre digo que si ves mis películas sin sonido, no puede determinar que es de ciencia ficción", añadió.

García Ibarra señaló que tras su paso por las incubadoras de Madrid, Grecia y Toronto, el proyecto ha recibido los respaldos necesarios para que el filme se pueda empezar a rodar en la primavera de 2020.

"Va bastante bien. Hay dos productoras españolas trabajando, productores franceses, y hemos recibido ayuda a la producción de la Comunidad Valenciana. Todo indica que entre abril y mayo del año que viene estaremos rodando", declaró.

El cineasta reconoció que su presencia en Toronto le ha servido para afianzar el aspecto industrial del proyecto, en búsqueda de distribuidores internacionales interesados en este tipo de películas.

"Hay gente interesada en este tipo de películas y estoy muy contento de Toronto porque he hecho esos contactos", subrayó.

Como guinda, en Toronto se ha anunciado que la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood ha galardonado a García Ibarra con una de las becas de su programa de residencias.

Además de García Ibarra, otros cinco directores internacionales viajarán a Los Ángeles en enero de 2020 para participar en un programa de tres semanas que abordará desde los aspectos creativos del filme hasta la parte más industrial. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes