Una generación es vista a través de "La red social"

NUEVA YORK ( AP). " The Social Network" (La red social) es un retrato elegante de alta velocidad sobre una generación conectada a una red creada por dos hombres con escaso amor por internet, que ni muertos se dejarían atrapar haciéndose "amigos" de nadie.

La película del director David Fincher y el guionista Aaron Sorkin trata de Mark Zuckerberg y la polémica creación de la gigante red social Facebook. Nacido en el dormitorio universitario de Zuckerberg en Harvard, el sitio ha crecido en seis años a más de 500 millones de usuarios en todo el mundo y un valor multimillonario.

El filme, que se estrenaba el viernes en el Festival de Cine de Nueva York y llega a las salas comerciales el 1 de octubre, está que vibra de prestigio, en la onda del momento y sus primeras reseñas brillan. Gran parte del entusiasmo es por la destreza fílmica que exhibe la película, la narración clásica y el ingenioso guión _ sus 162 páginas destilan en una obra de dos horas rica en diálogos.

Pero también es una imagen fascinante y beligerante de una generación más joven, plasmada por dos cineastas que no son parte de la misma.

" La cinta está hecha en cierto modo para meterse con alguien", dijo Sorkin. " No con Facebook, quiero decir, está hecha como para no tener un consenso unánime sobre lo que acaba de pasar".

"The Social Network" ya ha encontrado controversia por su retrato de Zuckerberg como un hacker arrogante y traicionero que es, sorprendentemente, un inadecuado social. El filme detalla la caída del amigo de Zuckerberg y director financiero original de Facebook Eduardo Saverin (interpretado por Andrew Garfield) y las acusaciones de sus compañeros de la universidad Cameron y Tyler Winklevoss (mellizos interpretados con ayuda digital por Armie Hammer y Josh Pence) y Divya Narendra (Max Minghella). Tanto Saverin como los Winklevoss demandaron a Zuckerberg y Facebook alegando haber participado en su invención, y consiguieron acuerdos no revelados.

El guión de Sorkin es una adaptación del libro "The Accidental Billionaires" (Billonarios por accidente) de Ben Mezrich. Tras leer un borrador inicial de Mezrich, Sorkin comenzó a escribir su guión mientras Mezrich escribía su libro, y lo terminó incluso antes que el texto saliera al mercado.

Abordado por el productor Scott Rudin, Fincher ("Se7en," "Fight Club") se sumó al proyecto con la insistencia de que el filme no pasara por numerosos ciclos de revisiones sino que se agilizara para mantener su actualidad.

" Sentí que estaba hablando de algo que era inmediato", dice Fincher. " Antes, para hacer una invención que ha tocado tantas vidas como Facebook, necesitabas un túnel de viento, una cadena de montaje, una fuerza de trabajo. Ahora todo lo que necesitas son dos cajas de Red Bull y DSL".

Sorkin no tiene reparos en admitirlo: él no es un fan de internet. Dice que en mensajes de muro inocuos como "Salí con mis amigas esta noche. Compartimos cinco postres. ¡Más vale que vaya al gimnasio mañana!", ve a alguien que imita a Ally McBeal o Carrie Bradshaw _ proyectándose a sí misma de manera ficticia. Las redes sociales, dice, han hecho lo opuesto de su intención, "nos han alejado más".

" Cuando me alisté para esto, había oído de Facebook, pero nada más", dijo Sorkin, de 49 años. " Francamente, había oído de Facebook del mismo modo en que he oído de un carburador. No puedo subir el capó de mi auto, señalártelo y decirte qué es lo que hace. Lo que me atrajo fueron los temas, tan antiguos como la misma narración: lealtad y traición, amigos y enemigos, poder, clase, envidia".

Particularmente en escenas que transcurren en Harvard, "The Social Network" está llena de adolescentes inteligentes que creen firmemente en sus perspectivas. Sus vidas jóvenes _ tenaces, sexuales, desordenadas _ se derraman a la Internet.

" Probablemente los chicos de hoy pierden tanto tiempo en Twitter y enviando mensajes instantáneos como yo lo hice viendo 'Gilligan's Island'", dijo Fincher, de 48 años. " Al menos la gente tendrá pulgares muy diestros cuando haga la vieja pregunta: '¿En qué andas?'".

Fincher, irónicamente, llama el filme " el 'Ciudadano Kane' de las películas de John Hughes" _ una especie de relato sobre moralidad en el siglo XXI. Mientras sus dos cintas previas _ " The Curious Case of Benjamin Button" y " Zodiac" _ lidiaban con el paso del tiempo, " The Social Network" zumba al ritmo de una partitura con profusión de sintetizadores. Zuckerberg es mostrado como un Charles Foster Kane condensado en el tiempo, un veinteañero exitoso pero arrepentido.

Eisenberg, de 26 años, tiene una visión quizás menos cínica de internet. No mucho después que Zuckerberg inventara Facebook, Eisenberg lanzó un sitio web mucho más pequeño y menos ambicioso llamado OneUpMe.com. Su primo y empleado de Facebook Eric Fisher ahora lo opera; irónicamente, los usuarios necesitan tener una cuenta en Facebook para jugar.

En su preparación para interpretar a Zuckerberg, Eisenberg vio todo lo que pudo del joven empresario. Tras leer que Zuckerberg había sido esgrimista, tomó clases de esgrima. Escuchaba discursos de Zuckerberg en su iPod camino al plató, y llegó a sentir " gran afecto" por él.

" Estuve en la posición única de tener que defender a mi personaje por seis meses", dijo Eisenberg. " Aunque el personaje ocasionalmente actúa de manera hiriente, estuve en la posición única de no verlo nunca bajo ninguna otra luz que una completamente justificada. Es imposible interpretar un papel de otro modo".

La interpretación es tanto dura como empática, al tratar a Zuckerberg como un visionario con poca paciencia para los adultos condescendientes. Facebook, que no cooperó con la película, dijo en un comunicado que la cinta " sería una señal de que Facebook ha llegado a ser significativo para la gente, aun si el filme es de ficción".

" Uno debe responder a su realidad", dice Sorkin. " Entiendo que Facebook esté en contra de la cinta. Es tanto predecible como comprensible. No están haciendo nada malo; yo haría lo mismo. Primero que nada, el negocio de Facebook no está en la película, sino con la gente que los demandó y las declaraciones que ellos dieron. Si yo fuera Mark Zuckerberg, si yo fuera Facebook, me gustaría que esta historia la contaran sólo desde mi punto de vista, que es lo que ellos querían. Pero la estamos contando desde su punto de vista y el punto de vista de Eduardo Saverin y Cameron y Tyler Winklevoss".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada