"Contra lo imposible" rescata un tipo de película en extinción en Hollywood

"Contra lo imposible", la nueva película de autos de carrera con Christian Bale y Matt Damon, es una prueba de que Hollywood aún puede hacer películas taquilleras originales que no sean una secuela o una cinta de superhéroes, de acuerdo con su director, James Mangold.

La cinta retrata cómo Henry Ford II buscó relanzar su marca al contratar a un diseñador y piloto capaz de vencer a las máquinas de carreras italianas de Enzo Ferrari en la famosa carrera de 24 horas de Le Mans en 1966.

Filmado con un presupuesto de 100 millones de dólares y con pocos efectos generados por computadora, este filme es uno de los pocos grandes proyectos de Hollywood en el que no hay una apuesta segura por una secuela o una historia de superhéroes.

"No me importa que nos llamen anticuados o un viaje al pasado", dijo a periodistas Mangold, en ocasión del festival de cine de Toronto.

"Creo que la gente extraña las películas que no se rodaron completamente en un estudio con fondo verde, cuando Hollywood hacía grandes películas y no necesariamente para chicos de 12 años", agregó el realizador de la cinta, filmada por FOX antes de que fuera adquirida por Disney.

El propio Mangold no es ajeno a las películas de superhéroes: dirigió la película de X-Men "Logan" en 2017, aunque destaca como la primera de su género en ganar una nominación a los Óscar.

Para esta cinta contrató a un equipo de dramaturgos encabezado por Jez Butterworth ("Jerusalem") y explicó que evitó efectos especiales para las escenas clave de las carreras para las que empleó a pilotos profesionales, como Ben Collins ('The Stig' en el programa británico "Top Gear") y construyó réplicas de coches antiguos.

Bale rápidamente fue contra quienes criticaron que él o Damon no se colocaran tras el volante.

Es un "insulto total" a los profesionales "asumir que podíamos hacer eso", señaló la estrella, que elogió a Ken Miles, la leyenda británica de las carreras a la que retrata y describe como un hombre "excéntrico, apasionado y ligeramente loco" en la búsqueda de su sueño.

Bale señaló que Miles encarna ese sentimiento entre pilotos de carrera de que "te sientes vivo al sentir ese peligro inherente". "Ninguno de estos hombres habría hecho estas carreras si no hubiera habido peligro en todo momento".

El actor británico de 45 años bromeó que tuvo que para entrar en el auto tuvo que perder rápidamente los 18 kg que ganó para interpretar al vicepresidente Dick Cheney en "Vice" (2018).

"Hubiera sido muy distinto yo siendo un Ken Miles de 240 libras [108 kg] tratando de subir a esos autos" que "no están hechos para hombres grandes, no están hechos para la comodidad, en absoluto", indicó.

"Contra lo imposible" se estrena el 15 de noviembre en Estados Unidos y esa semana en otros mercados de América Latina.





Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes