Cada minuto cuenta para los nominados Davis y Shannon

LOS ANGELES (AP). Para Viola Davis, pudo haber sido la alarmante admisión de su personaje de que la complacía que un sacerdote haya tratado amablemente a su problemático hijo, sin importar lo que el hombre haya hecho con el niño.

Para Michael Shannon, quizás fue la salvaje despedida de su personaje, cuando revela la hipocresía de una pareja y el fracaso de su matrimonio.

Algunas veces las postulaciones a los premios de la Academia se reducen a pequeños pero cruciales momentos, y esta temporada, Davis y Shannon obtuvieron sendas nominaciones por sus actuaciones de reparto habiendo aparecido en apenas un par de escenas, con muy pocos minutos en pantalla.

Con un pequeño papel en el drama católico "Doubt", Davis logró destacar en medio de los protagonistas Meryl Streep, Philip Seymour Hoffman y Amy Adams, que también consiguieron candidaturas por papeles mucho más completos.

Shannon se salió con la suya con dos escenas en "Revolutionary Road", apropiándose momentáneamente de un filme estelarizado por Kate Winslet y Leonardo DiCaprio y llevándose la única nominación actoral de la cinta.

"Estaba totalmente en shock", dijo Shannon de su postulación. "Hay tantas actuaciones en la película que siento son tan exactas. La cinta misma fue en cierto modo un mundo de ensueño para mí ... y ver a todos estos actores increíbles dar vida a estos personajes, es difícil creer que yo fui el distinguido. Pero estoy agradecido".

La ceremonia de los Oscar es este domingo.

Davis y Shannon se suman a una lista venerable de robacámaras, o actores que consiguen una invitación a la noche más importante de Hollywood ofreciendo una gran actuación en un tiempo muy limitado.

Cerca de dos docenas de actores en los últimos 50 años han conseguido postulaciones con menos de 10 minutos en pantalla, calcula Tom O'Neil, un columnista del sitio TheEnvelope.com.

Algunos terminan ganando, como lo hiciera Judi Dench como la imperiosa monarca británica en "Shakespeare in Love" (1998), Anthony Quinn como el artista Paul Gauguin en "Lust for Life" (1956) y Beatrice Straight como una mujer cansada de las andanzas de su esposo mujeriego en "Network" (1976).

Hace un año, Ruby Dee estuvo postulada a mejor actriz de reparto tras haber aparecido menos de cinco minutos en "American Gangster", en el papel de una madre que le da una paliza a su hijo, un capo de la mafia interpretado por Denzel Washington.

En el 2005, William Hurt no apareció sino hasta el final de "A History of Violence", y aun así consiguió un lugar en la categoría como un jefe del crimen organizado al que el mundo se le viene abajo en un abrir y cerrar de ojos, y que no puede ingresar a su casa porque no encuentra las llaves, mientras adentro sucede de todo.

"Creo que tiene que ver con el impacto (de la escena). Ese momento de William Hurt buscando sus llaves, el momento en que Beatrice Straight le grita a su esposo infiel, '¡Ya he aguantado suficiente!', Judi Dench rugiendo desafiante como la reina Isabel. Ruby Dee abofeteando a Denzel", dijo O'Neil.

Como el matemático enfermo mental John Givings en "Revolutionary Road", Shannon se hace sentir desde su primer encuentro con los personajes de DiCaprio y Winslet, Frank y April Wheeler, molestando a la atormentada pareja por la hermosa fachada que le presentan al mundo de su relación.

Las últimas palabras de Givings son las más duras, empero: mientras señala el vientre embarazado de April sentencia: "Me alegra una sola cosa. ¿Saben qué? ¡Me alegra que ese niño no seré yo!"

En "Doubt", el personaje de Davis, Mrs. Miller, va ascendiendo lentamente hasta llegar a su momento cumbre, desviando en silencio las sospechas de una monja de que su hijo pudo haber sido molestado por un cura (Hoffman) en una escuela católica. Bajo la presión de la monja (Streep), Mrs. Miller confiesa los traumas que había sufrido su hijo en una escuela previa y en la casa, en manos de un padre violento.

"¿Debo preguntarle al hombre por qué es amable con mi hijo? No. No me importa por qué", afirma. "Mi hijo necesita que algún hombre cuide de él y lo ayude a salir adelante. Le doy gracias a Dios porque este hombre educado con algo de bondad en él quiera hacerlo".

Es raro que dos de los 10 actores nominados por papeles de reparto tengan tan poco tiempo en pantalla. El hecho de que tanto Davis como Shannon lo lograron demuestra el impacto que cada uno tuvo en pequeños momentos clave.

"Normalmente, el tamaño sí importa en Hollywood", dijo O'Neil, "pero no necesariamente este año".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes