Los mutantes de "X-Men" miran al pasado para romper la taquilla

Los Ángeles (EFE). Tras las enormes recaudaciones cosechadas en la taquilla estadounidense durante el pasado fin de semana del Día de los Caídos, Hollywood mantendrá esa línea de auge con el estreno de "X-Men: First Class", una mirada al pasado de sus protagonistas.

Menos batallas y más reflexión es lo que ofrece la quinta entrega de "X-Men", que en esta ocasión va hacia atrás en el tiempo para contar el origen de la relación entre sus protagonistas, con un reparto encabezado por James McAvoy y Michael Fassbender.

En este filme dirigido por Matthew Vaughn ("Kick-Ass"), el alemán Fassbender ("Inglorious Bastards") encarna a un Magneto joven que protagoniza la eterna lucha entre el bien y el mal, acompañado por un McAvoy ("Atonement") que da vida al personaje del profesor Charles Xavier.Esos personajes fueron interpretados por Ian McKellen y Patrick Stewart en las anteriores entregas de la saga.

Se trata del único gran estreno del fin de semana, que contará con la llegada de tres cintas independientes.

"Beautiful Boy", de Shawn Ku, es una historia de amor poco convencional que sigue la pista a un matrimonio al borde de la ruptura que debe hacer frente a una tragedia cometida por su único hijo, quien lleva a cabo un tiroteo masivo en su Universidad antes de suicidarse.El reparto lo conforman María Bello, Michael Sheen y Alan Tudyk.

Por su parte "Beginners", dirigida y escrita por Mike Mills, es una mirada a la confusión y las sorpresas que suscita el amor desde la perspectiva de un personaje encarnado por Ewan McGregor, que cae enamorado de una mujer irreverente e impredecible, a la que da vida Mélanie Laurent, poco después del fallecimiento de su padre.

Finalmente "Submarine", de Richard Ayoade, narra las vicisitudes de un adolescente con dos objetivos en mente: salvar el matrimonio de sus padres y perder la virginidad antes de su próximo cumpleaños.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada