En realidad, Glenn Close adora a los perros

PORTLAND, Maine, EU. (AP). Los personajes de Glenn Close han hervido conejos, tramado despellejar a cachorros de dálmata y, más recientemente, ayudado a organizar el asesinato de una mascota para aplacar a un testigo entrometido.

La actriz sugiere que su nueva empresa es una especie de penitencia.

"Estoy en modalidad de redención, de volver a mi verdadero yo", bromeó la cinco veces nominada al Oscar y ganadora de dos Globos de Oro. "La verdad es que he estado rodeada de perros toda mi vida".

Close estuvo acompañada por Bill y Jake, sus dos "terrier chuchos de Montana", durante una parada en las oficinas de Fetchdog, la compañía que creó en octubre con su esposo, el empresario de la biotecnología David Shaw, como principal inversionista.

Es un sitio de trabajo donde los perros son bienvenidos, y donde un terrier de Jack Russell, un poodle y un labrador dorado, entre otros, se pasean por los pasillos y saludan a los visitantes.

Close, quien escribe un blog en http://www.fetchdog.com, es la imagen pública del negocio, que vende lujosas camas, platos, correas, bolsos, juguetes y otros productos para canes por catálogo y en el sitio web, mientras construye una comunidad en línea de navengantes cuyos perros son parte esencial de sus vidas.

Fetchdog es parte de una tendencia hacia la compra-venta de productos para mascotas en la red y por catálogo, dijo Leah Nelson, vocera de la Asociación Estadounidense de Fabricantes de Productos para Mascotas. El año pasado, los dueños de mascotas gastaron casi 7.300 millones de dólares en ellas, resaltó, y la recesión económica no ha golpeado a esta industria.

En su blog "Lively Licks" Close entrevista a famosos sobre sus perros, retrata a personas que entrenan o trabajan con animales y responde preguntas sobre temas que van desde el entrenamiento hasta la salud y nutrición de las mascotas. Parte de las ganancias, además, van a organizaciones benéficas.

El amor de Close por los canes comenzó en su infancia, cuando su familia recogía "la mayor variedad de perros callejeros en Nueva York y estos eran una parte de nuestras vidas".

Un chucho de Tenesí fue su compañero en la universidad William & Mary College, donde asistió con ella a clases y fue mascota del departamento de teatro, siguiéndola luego a Nueva York cuando empezó su carrera de actriz.

Desde entonces, Close tuvo una sucesión de perros más pequeños, que constantemente han estado con ella en los estudios de grabación.

Para los seguidores que hayan tenido dudas sobre los verdaderos sentimientos de la actriz hacia los animales, Close asegura que sus papeles son "el opuesto de quien soy".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada