El talento más sorprendente de Margot Robbie: es una ahorradora nata

Cuesta imaginar que, tras convertirse en una estrella de Hollywood con 'El lobo de Wall Street' y protagonizar dos blockbuster como 'La leyenda de Tarzán' y 'Escuadrón Suicida', la actriz Margot Robbie siga teniendo que recurrir con mucha frecuencia a uno de sus talentos más sorprendentes, sacar el máximo partido a cada centavo, pero resulta que así es.

Y para aquellos a quienes les sorprenda este descubrimiento, la australiana apunta que no ha conseguido crear su propia productora -la misma a través de la cual convirtió en realidad la película 'Yo, Tonya'- derrochando todo lo que ha ganado hasta ahora. "Puedo llegar a ser jo****mente ahorradora. De hecho, no gastar más de lo necesario es mi especialidad. Y resulta que es una habilidad muy útil cuando tienes que distribuir el dinero del presupuesto de una película", explica en una entrevista al suplemento Stylist.Lo cierto es que la intérprete nunca ha sido dada a despilfarrar el dinero si existía otra opción más asequible para satisfacer sus necesidades.

Por esa misma razón, incluso cuando su carrera ya había despegado gracias a su trabajo con Martin Scorsese, ella no tuvo ningún problema en mudarse a un apartamento londinense de tres habitaciones junto a otras cinco personas con tal de adaptarse al presupuesto de sus amigos."Cualquier dependencia de ese piso que no fuera ya una habitación acabó convirtiéndose en una; así que no teníamos salón o comedor, solo habitaciones. Vivíamos en estrecha proximidad", recuerda sobre aquella etapa, la misma en la que se forjó su relación sentimental con su entonces compañero de piso y ahora marido Tom Ackerley."Durante un tiempo resultó ridículo, pero divertido", asegura sobre sus intentos de ocultar su romance en un principio al resto de gente que vivía con ellos. "Empezamos cuando éramos muy jóvenes, y ahora estamos casados, así que es genial tener esas anécdotas".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes