El corsé está de vuelta en la Semana de la Moda de NY

NUEVA YORK (AP). Parecía que las figuras sueltas habían dominado la Semana de la Moda de Nueva York, hasta que volvió el corsé.

El estilo ceñido a la cintura resultó ser un básico para los diseñadores ayer martes, contrarrestando los cortes de caída suelta, tan populares en las pasarelas de esta semana.

Monique Lhuillier acompañó su apretado corsé con capas de tul fino, mientras que otros prefirieron estilos de cuero negro o telas más serias debajo de sacos para trajes de vestir.

En Luca Luca, el nuevo director creativo Raúl Melgoza creó corsés de satín cortos que llegan hasta la mitad del talle. Los corsés también aparecieron en las colecciones de Betsey Johnson y Peter Som, así como con Proenza Schouler, Isaac Mizrahi y Herve Leger.

Betsey Johnson es una diseñadora que puede ser impredecible y que pone el énfasis en la presentación, no en la moda. Sin embargo, su colección para la primavera, inspirada en Peter Pan, mostró un estilo adorable una vez que uno retiraba los accesorios del espectáculo.

Era difícil distinguir lo que era un disfraz y lo que era alguna pieza que estará en sus tiendas la próxima temporada, pero sus vestidos sin aros ni crinolinas serán perfectos para el día.

En su pasarela como director creativo debutante, el estadounidense Melgoza presentó una colección que capturó a la perfección el espíritu de Luca Luca para las mujeres.

El diseñador empleó los corsés cortos para formar una silueta sensual y delgada. La mayoría de sus prendas eran de tonos blancos y grises, incluyendo los vestidos de gala de satín que parecían como plata líquida sobre las modelos.

Melgoza dijo que prefiere crear vestidos de larga duración en lugar de seguir tendencias, así como lograr una figura perfecta sin hacer uso de muchos adornos.

Por su parte, la colección de Rodarte capturó una imagen de la era del espacio con colores de la tierra, a pesar de lo contradictorio que esto podría sonar.

Las piezas incluían mallas de cuero de red con grandes agujeros y blusas hechas con nudos y tiras de tela. Los colores beige y marrón representaban arena y rocas y colores como el azul metálico y negro para el espacio exterior.

Kate Mulleavy, una de las dos hermanas que conforman Rodarte, afirmó que se inspiraron en las películas de la era espacial y en arte ecológico como Spiral Jetty, además de unos cuantos fósiles.

"Así que tratamos de hacer cosas que eran como las cajas de las costillas del esqueleto hechas de cuero. Los nudos estaban hechos para representar huesos rotos. Trabajamos la idea en la presentación completa", afrimó.

La Semana de la Moda en Nueva York continuará hasta el viernes con más de 100 desfiles en ocho días.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada