Carlos Franz: hice una investigación para poder mentir con más propiedad

El escritor chileno Carlos Franz confiesa en una entrevista con Efe que investiga y se documenta para mentir y llevar a la ficción temas que le apasionan, como hizo con el amor romántico que viven los personajes de su última novela, "Si te vieras con mis ojos".

Franz (1959, Ginebra, Suiza) expresó además su admiración por el "amor romántico" y "maravilloso" de la pareja presidencial francesa Emmanuel Macron, de 39 años, y Brigitte Trogneux, de 64 años, y aventuró que seguramente alguien escribirá una novela sobre esa relación, que ya acapara la atención de muchos en el mundo.

Sobre su obra "Si te vieras con mis ojos", el escritor chileno explicó que decidió "hacer una investigación para poder mentir con más propiedad, poder apartarme de la verdad sabiendo cuándo me estaba apartando de ella o seguirla cuando yo quisiera".

Franz, quien participará en el festival de narrativa "Centroamérica cuenta" que se celebra desde el lunes en Nicaragua, dijo que "esa es la diferencia entre una novela histórica y el tipo de novela artística" que hace.

La novela histórica se ciñe a los hechos, y la novela artística los interpreta, los cambia, pero para eso necesita la referencia, señaló el novelista, cuentista y miembro de la Academia Chilena de la Lengua.

Explicó que "Si te vieran con mis ojos", galardonada con el Premio Bienal de Novela Mario Vargas Llosa en 2016, es una obra que tiene un referente histórico porque sus cuatro personajes existieron y fueron parte de un tórrido amor que se ambienta en el siglo XIX, uno de ellos el científico y naturalista británico Charles Darwin.

Los protagonistas de esta trama, que en esencia es una triángulo amoroso, son el pintor alemán Johann Moritz Rugendas, la aristócrata chilena Carmen Arriagada y su marido, un militar en franco declive.

Rugendas, detalla Franz, llegó a Chile "y se enamoró allí de una mujer casada (Carmen), tuvo una relación muy intensa con esta mujer, que es nuestra primera escritora, pues quedó (de ella) un cúmulo de cartas que retratan este amor apasionado e imposible".

Destacó que por ello le pareció "que era una bonita historia para ficcionalizarla, sobre todo porque coincidía con la visita a las costas de Chile y Perú de Charles Darwin", quien propulsó la idea de la evolución biológica mediante la selección natural y autor en esa misma línea de su obra "El origen de las especies" (1859).

Darwin, según Franz, representa en su novela "un tipo de amor alternativo a ese amor romántico de estos dos (Rugendas y Carmen), un amor muy práctico, muy científico" que plantea que "el amor es un impulso reproductivo, deseo de perpetuar la especie, que hay ciertos sistemas químicos que nos empujan a aparearnos".

Esta visión científica se fue haciendo cada vez más popular, más conocida entre la gente y convive con el amor romántico, lo cual, considera, "sin duda es un desafío para el amante romántico de hoy" que no puede separar de su conocimiento "los engaños que nos hace la naturaleza para perpetuarnos".

Aquí hay un tipo de problema nuevo que se inició con el concepto de ese amor científico trampeado por la naturaleza del que trata la novela de Franz y que marcó su interés por esta historia.

Esto le da pie al autor para resaltar que además de las tretas de la naturaleza hay mucho engaño en el amor, pero, matizó, "cuando uno está enamorado no cree que sea engaño, cree que es la verdad, cree que el amor por primera vez es auténtico, aunque se haya desengañado mil veces antes".

Empero, Franz celebra que el amor evoluciona y constantemente cambia sorprendiendo con nuevas formas de relación alimentadas por la pasión sexual y los sentimientos, "que pasan por encima de las leyes que se oponen a ellos".

Destacó en ese sentido su admiración por el "amor romántico" y "maravilloso" de la pareja presidencial francesa, del cual, dijo, "no tengo motivos para pensar que no sea además un amor sexual" pese a la diferencia de edad.

"Me parece una historia espléndida, supongo que se hará pronto, si no se ha hecho ya, una novela de eso", remarcó Franz, quien adelantó que está escribiendo una nueva novela "muy diferente a todas las anteriores" y con un protagonista "más o menos de mi edad que recibe un gran premio".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes