El Romance viajó a Hispanoamérica en las bodegas de los barcos españoles

El Romance viajó desde España a la América recién descubierta, desde finales del siglo XV, en la bodega de los barcos que comerciaban con el Nuevo Mundo, " y en cada lugar adoptó una forma que ha pervivido hasta nuestros días", ha explicado hoy a Efe el musicólogo y etnógrafo Joaquín Díaz.

Este género también "se camufló" como polizón en algunos de los libros religiosos remitidos desde la metrópoli, hasta que con el paso del tiempo la imprenta prosperó en el nuevo continente, ya que " aunque eran textos oficiales, también contenían pequeñas incursiones en el mundo de lo popular", ha precisado.

Este y otros aspectos serán objeto de análisis y debate, el 8 y 9 de julio en Urueña (Valladolid), dentro del simposio que con el lema de "Literatura Popular: El Romance en América" ha organizado la Fundación Joaquín Díaz con la participación de prestigiosos estudiosos y especialistas en la materia.

Ha recordado Díaz, coordinador de este encuentro, que una de las primeras referencias documentales del Romance en América se encuentra en la " Verdadera historia de la conquista de la Nueva España", de Bernal Díaz del Castillo, donde Hernán Cortés, a través de unos versos en romance recibe el consejo de un colaborador.

Los españoles que viajaron a las colonias debieron llevar consigo pliegos y cancioneros, ha deducido Díaz a la luz de narraciones como "El Camino de Santiago", del cubano Alejo Carpentier (1904-1980), y de realidades como la supervivencia en Brasil de los pliegos de cordel (pliegos sueltos que se vendían en las calles) " muy populares y que se venden por miles: es un género todavía muy vivo", ha matizado.

Desde el punto de vista académico, Joaquín Díaz ha situado en el siglo XIX los primeros estudios sobre la incursión y evolución del Romance en América, "cuando afloró como si se tratara de una cosecha impresionante" y especialmente con la aportación investigadora del historiador y filólogo Ramón Menéndez Pidal (1869-1968).

El simposio contará con la participación, entre otros, de Maximiano Trapero (Universidad de Las Palmas de Gran Canaria), de Luis Díaz Viana (CSIC) y del mejicano Aurelio González Pérez que es discípulo de Margit Frenk Alatorre, considerada ésta como "una de las referencias de la lírica y el Romance en América".

Otro de los ponentes, Luis Enrique Valdés Duarte, con la referencia del Camino de Santiago y de Alejo Carpentier, hablará de la implantación y evolución del género en Cuba.

Aunque no lo harán de manera presencial, Eleonora Noga Alberti hablará de la tradición romancera en Argentina, Patricia Chavarría en Chile y María Inés Pinheiro Cardoso en Brasil.

Joaquín Díaz, con más de un centenar de discos, libros y estudios, cumple este año medio siglo de recopilación, estudio y difusión de la cultura tradicional.

Suyos son los cuatros discos que integran la colección "Romances de Allá y de Acá", centrados en Chile (1987), con la colaboración de Guadalupe Urbina; en Perú (1988), con la participación de Pepe Bárcenas; en Costa Rica (1989), con la ayuda de Gabriela Pizarro; y en Venezuela (1990), junto a Iván Pérez Rossi.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes