El Teatro Cervantes de Londres celebra sus dos años con una "Yerma" caribeña

"Si me pierdo que me busquen en Andalucía o Cuba", dijo Federico García Lorca después de visitar la isla del Caribe en 1930, una admiración a la que el fundador y director artístico del londinense Teatro Cervantes, Jorge de Juan, ha querido rendir homenaje en el segundo aniversario de la sala.

El dramaturgo ha hecho una adaptación del clásico lorquiano "Yerma" dotándole de tintes caribeños, pero siempre respetando el texto original del granadino porque, como manifestó en una entrevista con Efe, le "duelen" las representaciones que no utilizan las palabras originales de Lorca.

Según relató De Juan, el poeta quedó "fascinado por la tierra, música y gentes de Cuba" cuando viajó allí, lo que le inspiró para llevar a "Yerma" a ese territorio donde "la obra encaja perfectamente".

"Creo que si Lorca levantara la cabeza le hubiera gustado", afirmó el director, que reconoció su "orgullo" por haber reunido diversas nacionalidades en el reparto del montaje, desde Guinea Ecuatorial a Francia, pasando por Venezuela, Colombia, España, Reino Unido o Portugal.

Una internacionalización que es intrínseca a la idiosincrasia del Teatro Cervantes, el primero de la capital británica dedicado en exclusiva a autores españoles y latinoamericanos, y que hace representaciones tanto en inglés como en español.

Dos años de un proyecto que nació como un "sueño" para su director, pero que lleva camino de su consolidación definitiva con una popularidad y afluencia que van "in crescendo".

"El balance de este tiempo es muy positivo -indicó De Juan-, hemos crecido mucho, hemos doblado el número de espectadores, la industria empieza a reconocer nuestro trabajo y las instituciones se están dando cuenta de la importancia de este proyecto".

El español quiso resaltar el apoyo y colaboración que el teatro ha recibido por parte de Acción Cultural Española (AC/E) porque sin su ayuda, aseguró, no contarían con casi presupuesto "para llevar a cabo el trabajo".

En estos años de recorrido, el Cervantes, denominado así para conmemorar el 400 aniversario de la muerte del autor de "El Quijote" en 2016, ha representado más de una decena de producciones propias como funciones y lecturas dramatizadas.

Entre ellas, el director destacó la buena acogida que tuvo "Ay, Carmela" de José Sanchís Sinisterra y dirigida por Paula Paz, que se representó del pasado 24 de septiembre al 13 de octubre.

"El propio Sanchís vino a verla y salió encantado con la función", contó entusiasmado De Juan, quien confesó su admiración por el dramaturgo.

Además, resaltó la obra dirigida asimismo por Paz, "La Golodrina" de Guillem Clua, que se estrenó mundialmente en el Cervantes Theatre y que ahora tiene como protagonista a Carmen Maura en Madrid, algo que le llena de satisfacción.

"Bodas de Sangre" y "La Casa de Bernarda Alba" precedieron a "Yerma", que completa la Trilogía Rural de Lorca a la que ha querido rendir tributo el teatro.

En un ambiente íntimo -la sala cuenta con menos de cien localidades- la tragedia de Yerma, interpretada magistralmente por la actriz afro-española Nansi Nsue, por no poder tener un hijo podrá verse hasta el 1 de diciembre.

Una obra que, según señaló De Juan, va más dirigida al público femenino que puede llegar a empatizar más con la frustración de la mujer por no poder procrear y sirve como antesala al proyecto que busca llevar a cabo el año que viene.

En 2019, anunció a Efe el director, el teatro quiere hacer una programación "absolutamente femenina" porque "las autoras y creadoras españolas y latinoamericanas no son tan conocidas como los hombres".

"Si te fijas, palabras como poesía, drama, comedia, literatura, danza, música, pintura, escultura... todas acaban en a", indicó. "Por eso -concluyó-, queremos que la femenina letra A sea la letra del próximo año".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes