Tolkyn Sakbayeva, la fuerza interior de una pintora con parálisis cerebral

"Cuando pinto y dibujo siento que estoy viva, ya que mis obras me ayudan a expresarme", explica la pintora kazaja Tolkyn Sakbayeva, nacida con una parálisis cerebral que apenas dejaba esperanza a que pudiera hablar o sostener un lápiz y que hoy ha inaugurado una exposición de sus obras en Barcelona.

Sakbayeva, de 24 años y que desde el pasado año reside en la capital catalana junto a su madre y sus dos hermanas, presentó hoy en la sala "B,14" de Barcelona una treintena de lienzos bajo el título "La luz de mi vida", en un acto al que acudieron cerca de un centenar de invitados, entre ellos el consejero de la embajada de Kazajistán Danat Mussayev.

Cuando al nacer los médicos le diagnosticaron la parálisis cerebral, advirtieron a su familia que su hija no podría caminar, hablar, leer, entender la realidad, y ni siquiera sostener un lápiz en la mano, aunque su padre, el científico Altay Sakbayev y su madre, Aspet Sakbayeva, no dejaron de apoyarla para que pudiera cumplir sus sueños.

Desde su infancia mostró su pasión por dibujar y, cuando a los cuatro años pudo coger un lápiz, tardó varios meses en trazar una simple línea, ya que sus manos no le obedecían.

Pero la fuerza de voluntad y el amor al arte de Tolkyn Sakbayeva superó muchas de las limitaciones físicas de su enfermedad, hasta cumplir hoy uno de sus sueños, una meta que ha querido expresar con el lema que ha querido incluir en la exposición: "el arte no tiene ni límites ni fronteras".

Tolkyn está graduada en el Colegio de Artes Aplicadas de Tansikbayev con un diploma cum laude y en mayo de 2012 fue admitida en la Academia Nacional de Arte, en Almaty. Actualmente quiere matricularse en la Facultad de Bellas Artes de Barcelona.

En los últimos tres años, Tolkyn ha participado en 2 exposiciones colectiva y una individual, y la de Barcelona es su primera exposición en Europa.

Los artistas favoritos de Tolkyn Sakbayeva son Goya, Henri Matisse, Paul Cezanne y Pablo Picasso, lo que se refleja en sus cuadros, de trazos difuminados e intenso colorido.

Sakbayeva pinta sobre todo los objetos y personas de su entorno, y así son numerosos sus bodegones, los autorretratos o retratos de amigos y familiares, y también es palpable su devoción por los niños y la infancia.

Desde que se encuentra en España, ha ampliado su temática, y así este año ha pintado paisajes de Sitges y Granada, músicos callejeros o artistas de flamenco.

"Mis obras me ayudan a expresarme, y todo lo que transmito en el lienzo lo llevo dentro", asegura Tolkyn Sakbayeva, que con sus pinturas quiere mostrar que "hay que querer la vida tal como es" y que "uno tiene que entender que cada día que vive es un regalo".

Consciente de que ha podido superar muchas barreras gracias a la ayuda de su familia y entorno, Sakbayeva se ha involucrado en proyectos solidarios con niños con necesidades especiales, y para ello creó el grupo "New Wave (Nueva Onda)" y más tarde "Artwave Kazakhstan (Onda de Arte de Kazajistán)".

Ahora quiere impulsar la plataforma de arte Maktub, para ayudar a integrar a niños con talento y necesidades especiales sin que sean apartados de las personas talentosas que no tiene estas dificultades.

"Espero que esta plataforma ayude a otros niños a encontrar su camino, igual que me ayudaron a mi a sentir la libertad, la fuerza interior y el amor a la vida", concluye Tolkyn Sakbayeva. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes