Lo más esperado de Ocú: Festival Nacional del Manito

Cuando va entrando agosto, ya se va sintiendo la alegría de la gente en Ocú y es que, como todos los años se celebra a mediados de este mes, el Festival del Manito, en el tradicional pueblo de Ocú, provincia de Herrera. La fiesta más colorida y esperada por todos los ocueños y visitantes.

El Festival Nacional del Manito es una de las fiestas del patrimonio cultural más importantes de Panamá y este año será del 11 al 14 de agosto. Da lugar a la versión XLV de la festividad, que comenzó el 13 de agosto de 1967, desde entonces, el festival se celebra el segundo fin de semana del mes de agosto en el pintoresco distrito herrerano.

En esta actividad representativa de la cultura vernácula panameña, se presentan importantes muestras de tradiciones folclóricas que tienen que ver con la vida cotidiana del hombre de campo de antaño.

La actividad más conocida del festival es el desfile de delegaciones que representan tradiciones tales como el enfermo en hamaca, cargada del rancho, la siembra de maíz, la piladera, el muerto en talanquera, entre otras. Por supuesto, todas las actividades del festival son presididas por la reina y las princesas, quienes son jóvenes oriundas del distrito de Ocú. Su Real Majestad Yacsury Yamileth Montilla Arroyo será la coronada de este año por su predecesora Rosselys Rodríguez Reina 2015, dando inicio al festival.

Además no se puede dejar atrás al famoso duelo de tamarindo, auténtica manifestación folclórica que se trata exactamente como dice la palabra, un duelo o pelea en la que un manito que se sentía muy valiente, aprovechaba las fiestas de ese entonces como las de Santa Rosa o San Sebastián, para saldar cuentas o simplemente cualquiera que le pisara la manta de "Balleta" que se ponían en el hombro, daba motivos suficientes para sacar el machete y empezar una disputa.

Por otro lado, una de las actividades principales de esta celebración es el matrimonio campesino, hermosa costumbre que se ha dado desde sus inicios. Es totalmente real y no se trata de ninguna dramatización.

Las costumbres antes mencionadas fueron recogidas por los educadores locales, los cuales se recuerdan cada año en el tradicional festival.

El Festival Nacional del Manito tiene un prestigio ganado a punta de esfuerzo, tenacidad y amor de parte de sus creadores y de quienes los han sucedido por preservar nuestras raíces culturales.

¿Qué te parece?, lo mejor es que es una ocasión perfecta para hacer turismo interno en familia. ¡Ta la manito!

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes