Sin ADN evidencias presentadas contra Don Omar

CAROLINA, Puerto Rico (AP). Un laboratorio forense determinó que no existe suficiente ADN en cigarrillos de marihuana que la policía supuestamente le decomisó a Don Omar y otros dos procesados, por lo que es imposible determinar si efectivamente esas evidencias estuvieron en poder de los sindicados.

Un análisis de material genético al que fue sometido el coacusado Rafael Morillo Concepción buscaba determinar si existía algún rastro suyo en los cigarrillos de marihuana incautados cuando fue arrestado en el 2004 junto William Omar Landrón, nombre de pila del reaggetonero, y Luis Rodríguez Camacho.

Joaquín Monserrate Matienzo, abogado de Don Omar, dijo que la prueba hecha por el Instituto de Ciencias Forenses arrojó que no existía suficiente ADN en los cigarrillos para compararlo con la muestra tomada a Morillo Concepción.

"Tenía la esperanza de que esto fuera concluyente y que de una forma científica estableciera lo que nosotros vamos a establecer por medio de preguntas y respuestas", expresó el litigante.

El defensor se mostró confiado en que saldrán airosos en el juicio debido a contradicciones observadas en el testimonio del agente Neftalí Molina, uno de los dos policías que arrestó al trío en septiembre de 2004.

Don Omar salió relajado del tribunal y opinó que la prueba de ADN le favorece.

"Yo llegué aquí a que 12 personas vieran todas las irregularidades de esto y una de la grandes irregularidades de esto es que esa prueba refleja que ningún ser humano por encima de la faz de la tierra tocó ninguno de esos cigarrillos", comentó a la prensa.

El fiscal José Virella señaló que la prueba de ADN no tiene ningún valor como evidencia del caso.

Virella expresó que "hasta que aquí no se presente la última pieza de evidencia, nosotros no estamos en posición para decir si se va a archivar o no el caso, pero con toda probabilidad, el 99% de las probabilidades es que este caso va a llegar hasta la deliberación del jurado".

Don Omar y sus dos acompañantes presuntamente fueron sorprendidos el 7 de septiembre de 2004 por los policías fumando marihuana en un vehículo Hummer blanco en Vistamar. En el interior del vehículo, también se encontró un arma, según la Policía.

Las autoridades supuestamente se incautaron entonces de un arma de fuego con el número de serie mutilada, tres cigarrillos de marihuana encendidos, 13 cigarros "phillies" y 1.243 dólares en efectivo. Los "phillies" son utilizados para envolver la marihuana luego que se prohibiera la venta del papel usado para esos fines hace unos años.

De resultar culpables, los acusados se exponen a sentencias de cárcel de entre cinco y 10 años sin derecho a recibir ningún beneficio.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes