AP: Médico de Jackson compró anestésico en Las Vegas

LAS VEGAS (AP). El poderoso anestésico que el médico de Michael Jackson le suministró al Rey del Pop para lograr que durmiera fue adquirido en una farmacia de Las Vegas, la cual fue allanada ayer martes por agentes antidrogas y policías locales, dijo un funcionario a The Associated Press.

Las autoridades investigan la muerte de Jackson, ocurrida el 25 de junio, como un caso de homicidio involuntario, y consideran que en el deceso incidió el anestésico propofol, que el médico le suministró en la mansión que el cantante alquilaba en Los Angeles.

El propofol se utiliza normalmente para hacer que los pacientes queden inconscientes mientras se les practica algún procedimiento médico, y sólo debería ser suministrado por anestesistas profesionales en instalaciones clínicas.

Mientras los investigadores avanzan en el caso, un tema central es qué drogas había en el organismo de Jackson cuando falleció y cómo fueron obtenidos esos medicamentos.

El médico Conrad Murray ha dicho a los investigadores que le administró al artista el propofol y múltiples sedantes horas antes de su muerte, según declaró a la AP un funcionario a condición de anonimato porque la investigación está en curso.

Agentes de la administración federal antidrogas (DEA, según sus siglas en inglés) y policías de Los Angeles y Las Vegas cumplieron el martes por la mañana una orden de registro en Applied Pharmacy Services, que según el funcionario, vendió legalmente el propofol a Murray.

Los investigadores descubrieron grandes cantidades de esa sustancia y otras en la casa de Jackson, tras el deceso. Los agentes de la DEA lograron rastrear el anestésico hasta la farmacia de Las Vegas.

Mediante una vocera, el abogado de Murray, Edward Chernoff, dijo que no había visto la orden de allanamiento y no haría declaraciones de inmediato.

Murray ha hablado con los detectives pero no en público desde el fallecimiento. Chernoff dijo que Murray no dio a Jackson sustancia alguna que "pudiera haberlo" matado, y señaló específicamente que el médico no suministró al astro del pop los poderosos narcóticos analgésicos Demerol ni OxyContin.

La causa de la muerte y los detalles sobre qué sustancias había en su cuerpo se revelarán en la autopsia final, preparada por la oficina forense del condado de Los Angeles. La oficina anunció el lunes que ha completado su autopsia de Jackson pero dijo que no difundiría sus hallazgos mientras la investigación policial esté en curso.

Hace semanas, las autoridades ya habían registrado la casa y consultorio de Murray en Las Vegas y Houston, donde se incautaron discos duros de computadoras, pedidos de equipo médico, registros telefónicos y otros objetos.

Las autoridades buscaron también evidencias sobre la compra de propofol en aquellos allanamientos.

Los investigadores también revisan los tratos de Jackson con por lo menos otros seis médicos, según documentos de la corte.

Michael Flanagan, agente especial adjunto a cargo de la DEA en Las Vegas, dijo que la orden de registro del martes se cumplió "sin incidentes" y que los empleados de la farmacia cooperaron. El establecimiento se ubica en un inmueble de un solo piso, en una calle flanqueada por varios negocios, incluidos otros de servicios médicos y aseguradoras, en Flamingo Road, varios kilómetros al oeste de la avenida principal de Las Vegas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes