AP presenta a las protagonistas de la alfombra roja de los SAG

LOS ANGELES (AP). Los pesos pesados de la moda se vieron en la alfombra roja de los premios del Sindicato de Actores de la Pantalla casi como si se tratara de los Oscar.

Pero entre las prendas de gala, las de Marchesa, Balenciaga, Valentino y Givenchy eran un poco más divertidas, sensuales, cómodas y fluidas que lo que seguramente se lucirá en los premios de la Academia el próximo mes, lo que combinó con el sentimiento generalizado de que los SAG (como se conoce a los premios por sus siglas en inglés) son más una celebración a las habilidades de los actores que una competencia de celebridades.

Viola Davis usó un vestido de gasa de seda con un aire griego y detalles en oro antiguo de Marchesa.

"El blanco junto a mi piel oscura y el dorado me hicieron sentir muy elegante y sensual, además es muy cómodo", dijo Davis el domingo por la noche.

Otra estrella que optó por Marchesa fue la colombiana Sofia Vergara, en un vestido magenta que contorneaba sus curvas a la perfección con una falda en corte sirena, sin tirantes y con drapeados al frente. La novia de George Clooney Stacy Kiebler, también se inclinó por un vestido asirenado, sólo que el suyo era negro y de encaje.

Angelina Jolie prefirió un estilo sencillo y moderno con un vestido negro con el escote holgado, de la diseñadora británica Jenny Packham, complementado con joyería retro, que recordaba los comienzos de la década de 1990.

"No suelo usarla y me gustaron estas piezas cuando las vi", dijo.

Glenn Close fue otra dama de negro.

"Me encanta porque es un vestido de Zac Posen", dijo Close, mientras que subrayó la relación entre su vestido de tafetán y tul y la película por la que fue nominada, "Albert Nobbs".

"Creo que tiene ciertos toques de un vestido victoriano, pues 'Albert Nobbs' ocurre en Irlanda en la época victoriana. Como el príncipe Alberto había muerto, la reina Victoria siempre se vestía de negro así que mucha gente comenzó a usar negro y también estos materiales", dijo. "Me siento cómoda y fabulosa", agregó.

Julianna Margulies pudo ponerse la marca que deseaba desde hacía tiempo: Calvin Klein. Su vestido sin tirantes a la medida tenía bordados en forma de flor en gris claro, casi blanco.

"Nunca he usado Calvin Klein, me encanta la tela y la forma en la que cae. Es cómodo y me pareció que era hermoso", dijo Margulies.

La francesa nacida en Argentina Bérénice Bejo también brilló en su vestido Ralph Lauren color marfil, bordado con innumerables cuentas y Tilda Swinton usó un vestido blanco de Lanvin con pliegues al frente y mangas largas.

Michelle Williams, quien se había mostrado bastante recatada en las últimas entregas de premios, se arriesgó con un vestido de Valentino rojo con mangas de encaje cortas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada