Abogado: Britney no quiere nada con Sam Lutfi

ETIQUETAS

LOS ANGELES (AP). Un abogado de Britney Spears dijo que no buscará extender una orden de restricción contra Osama "Sam" Lutfi, pero que ello no significa que la estrella pop quiera a su otrora amigo de vuelta en su vida.

"Britney ha dejado claro que no quiere ser más hostigada o contactada en ningún modo por Osama 'Sam' Lutfi, ni ahora ni en cualquier momento en el futuro", dijo ayer miércoles, a la AP el abogado de Spears Samuel D. Ingham III en una declaración.

Lutfi, por el momento, parece estar dispuesto a cumplir los deseos de Spears.

La noche del miércoles llamó a la AP y difundió el siguiente comunicado: "El Sr. Lutfi y la Sra. Spears han acordado mutuamente y en privado que no es necesaria una audiencia o una orden en este momento".

Se negó a hacer más comentarios.

Los abogados de Spears y su padre, James, comparecerían la mañana de hoy jueves en un tribunal en Los Angeles para actualizar a un juez sobre su tutela. También el jueves estaba programada una audiencia sobre la orden de restricción temporal que mantiene a Lutfi alejado de la cantante. La orden, emitida a principios de este año, exige que Lutfi se mantenga a por lo menos 228,5 metros (250 yardas) de Spears o de su casa.

Lutfi, quien se describía a sí mismo como un amigo y a veces manager de Spears, representó uno de los más extraños giros en la caída de Spears a principios de año. La madre de la cantante lo acusó en documentos de la corte de mantener a su hija como rehén en su propia casa, de drogarla y de tomar el control de sus finanzas.

Lufti fue parte de la vida de Spears en momentos en el que la estrella tuvo un comportamiento errático que incluyó fotografías sin ropa interior, apariciones públicas en las que lució aturdida y dos hospitalizaciones.

El padre de Spears tiene el control sobre la vida personal y finanzas de su hija de 26 años.

Ese poder anula la necesidad de una orden restrictiva contra Lutfi porque el papel de James Spears como tutor le permite decidir quién ve a su hija, según la declaración de Ingham.

James Spears sirve como asesor designado por la corte que representa los intereses de la cantante en el caso de su tutela.

"Durante la tutela temporal, los tutores tienen el poder de asegurar que Lutfi no le cause más daño a Britney", escribió Ingham.

La audiencia del jueves originalmente se programó para decidir si la tutela debe hacerse permanente. Pero la juez Reva Goetz, del Tribunal Superior de Los Angeles, decidió hace unas semanas que consideraría en vez otros asuntos.

No está claro por cuánto tiempo permanecerán Spears y sus bienes bajo el control de su padre, pero Ingham escribió que no espera que los sentimientos de la artista por Lutfi cambien.

"Si el Sr. Lutfi intenta de cualquier modo contactar a Britney una vez concluya la tutela temporal, Britney ha dejado claro que tomará todas las medidas legales adecuadas", advirtió.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada