Abogado: Michael Jackson muy enfermo como para viajar

LONDRES (AP). Michael Jackson estaría demasiado enfermo como para viajar a Londres a declarar en una demanda según la cual el astro del pop le debe a un jeque árabe 7 millones de dólares, dijo hoy martes su abogado.

Jackson busca rendir declaraciones por enlace de video desde Estados Unidos.

"Sería poco prudente para él viajar, dado lo que padece ahora", dijo el abogado Robert Englehart, negándose a dar detalles "por razones obvias".

Un abogado del jeque Abdulla bin Hamad Al Khalifa de Bahrein dijo que la evidencia médica presentada por el equipo legal de Jackson era poco convincente.

"No es la primera vez que se presenta un parte de enfermedad del Sr. Jackson", dijo el abogado, Bankim Thanki. No proporcionó información precisa sobre la enfermedad, pero dijo a la corte que la condición de Jackson podía tratarse con una venda "si el diagnóstico es positivo".

Jackson ha sido visto en público a menudo usando una mascarilla quirúrgica. En una de sus tristemente famosas comparecencias ante un tribunal de California, parecía tener un vendaje colgando de la nariz.

Pese a las muchas conjeturas sobre su radical cambio de apariencia a través de los años, el cantante ha negado haberse sometido su rostro a cualquier tipo de alteración más que dos operaciones de nariz para ayudarlo a respirar mejor y alcanzar notas más altas.

El juez en el caso actual, Nigel Sweeney, dijo que decidiría el jueves sobre el viaje de Jackson para dar tiempo a que conversen los expertos médicos de ambos equipos legales.

Al Khalifa, el segundo hijo del rey de Bahrein, acusa a Jackson de haberse quedado con 7 millones de dólares que le pagaron para producir un álbum y una autobiografía que el astro del pop jamás entregó.

Al Khalifa compareció el martes en la corte para el segundo día de argumentos y declaraciones.

El caso es tratado en Londres por mutuo acuerdo, han dicho los representantes de Al Khalifa, y se espera que termine a fin de mes.

Jackson, de 50 años, y Al Khalifa se conocieron cuando el artista enfrentaba acusaciones de abuso de menores en California. Una vez que Jackson fue exonerado de todos los cargos, Al Khalifa, un compositor amateur, lo invitó al pequeño pero rico en petróleo estado del Golfo para ayudarlo a escapar del acoso de los medios.

Thanki dijo que el par incluso se mudó al mismo palacio para componer música juntos.

Sin embargo, Jackson se retiró del proyecto en el 2006, cuando dejó Bahrein y rescindió el contrato, movida que Al Khalifa consideró una bofetada, dijo Thanki.

"Es justo decir que mi cliente tuvo un sentimiento considerable de traición por parte de alguien a quien consideraba un amigo cercano", declaró. Thanki dijo que Al Khalifa también sufrió financieramente, pues con la autobiografía de Jackson, que suponía ser "una versión sincera y personal" de la vida del cantante, con la que esperaba recaudar unos 24 millones de dólares.

Entretanto, Al Khalifa le había dado a Jackson millones de dólares para ayudarlo a sanear sus finanzas y costear el estilo de vida de Jackson en Bahrein, incluyendo más de 300.000 dólares por un "gurú de la motivación".

Thanki dijo que Al Khalifa consideró el dinero un adelanto en las ganancias que Jackson devengaría de su proyecto musical, pero Englehart sostuvo que el dinero fue un regalo.

"El jeque Abdulla, afortunadamente para él, tenía los recursos para ser tan generoso", dijo Englehart.

Englehart argumentó que Jackson no estaba obligado a cumplir el acuerdo porque el contrato fue técnicamente firmado en nombre de 2 Seas Records, una empresa que nunca despegó.

"Este (contrato) fue un ladrillo de un edificio que jamás se construyó", declaró.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes