Adamari extraña a Fonsi

NUEVA YORK (AP). Vivir separada de Luis Fonsi le está pesando a Adamari López. La actriz puertorriqueña, radicada desde hace varios años en México, planea volver al lado de su marido en Miami una vez termine de grabar la telenovela "Alma de hierro".

"Después de esta novela me voy a compartir con mi esposo, a estar con él, a trabajar también mi relación porque llevamos en enero un año (separados) y por más que entendemos nuestras carreras no deja de ser difícil, no deja de ser fuerte que casi no nos podamos ver", confesó a la AP la estrella de 37 años, casada con el cantante boricua en junio del 2006 en lo que entonces se denominó como "la boda del año".

"Voy a regresar y si tengo la posibilidad de trabajar desde Miami bueno, pero no me gustaría estar fuera de la casa tanto tiempo por trabajo", añadió López, quien ha estado entrando y saliendo del país azteca por compromisos profesionales los últimos 11 años, mientras que Fonsi recorre el mundo promocionando su música.

En una entrevista telefónica en Nueva York, donde se encontraba para participar en la campaña contra el cáncer de seno Save Lids to Save Lives (Guarda Tapas para Salvar Vidas) de Yoplait, la sobreviviente de dicha enfermedad exhortó al público a enviar las tapitas del yogur, pues por cada tapa recibida la empresa dona 10 centavos de dólar a la Fundación Susan G. Komen.

Según la American Cancer Society el cáncer de mama es uno de los más comunes entre las mujeres hispanas en Estados Unidos, que son un 20 por ciento más propensas a morir de este tipo de mal que las mujeres blancas no hispanas.

La actriz enfrentó su propia batalla en el 2005, cuando se le diagnosticó la enfermedad en Etapa I y, tras someterse a tratamiento y cirugías, ha vivido libre de cáncer desde el 2006.

"Gracias a Dios he seguido súper bien después de darme mis quimioterapias. La verdad es que estoy muy saludable, estoy trabajando en México afortunadamente bien de salud", dijo López apuntando que tan bien se ha sentido que este domingo corre por tercer año consecutivo la carrera de cinco kilómetros de la Fundación Susan G. Komen en Puerto Rico.

¿Qué le dejó toda esta experiencia?

"Creo que crecí mucho como ser humano. Aprendí a valorar más a los demás, aprendí a cuidarme más a mí misma, aprendí a ser mucho más sensible al dolor ajeno", dijo la artista, para quien la enfermedad ha sido "una bendición" dentro de todo.

"Aunque fue un momento duro me dio la oportunidad de acercarme al público de una manera diferente, no sólo como actriz de televisión, sino como un ser humano que puede ser un ejemplo de vida, de superación, de lucha, y eso le da un sentido diferente a mi vida. Fue más lo que me brindó la enfermedad que lo que me quitó", concluyó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes