Admiradores lloran a Whitney Houston en calles de Nueva Jersey

NEWARK, Nueva Jersey, EE.UU. (AP). Mientras lloraban a Whitney Houston el sábado durante su funeral en la iglesia de su infancia, a sólo unas cuadras de distancia su música perduraba.

Un admirador, de pie en medio de una calle y vestido completamente de negro, tocaba en el saxofón la canción de la estrella del pop "I Will Always Love You". Otros cantaban, algunos filmaban su interpretación, y otros más observaban desde el segundo piso de un edificio de apartamentos.

El agente de policía que impedía que los admiradores se acercaran a la iglesia también disfrutó de la música y estrechó la mano del saxofonista después de que terminó.

"Muchos corazones están rotos", aseguró el saxofonista, Leriandre Silva, originario de Brasil y residente en Boston.

Silva recibió una ovación de pie después de interpretar varias canciones, incluyendo el éxito de Houston "I Have Nothing". Otros lo abrazaron.

Houston murió el 11 de febrero en California, la víspera de los premios Grammy. Tenía 48 años. La causa de su muerte no se ha determinado.

Unas 100 personas atestaban las calles Jay y Sussex, a unas tres cuadras de la iglesia, un enclave venido a menos en la zona urbana de Newark. Algunos estiraban el cuello con la esperanza de echar un vistazo a los dolientes, y quizás ver a alguna celebridad. Una radio hacía una transmisión en vivo del funeral, mientras que algunos de los más emprendedores entre la multitud vendían camisetas con imágenes de Houston.

La escena tenía mucho en común con el cercano funeral privado: las multitudes cantaban y celebraban la vida, aunque también se detenían a llorar. El grupo carecía de la celebridad del funeral, donde se presentaron Stevie Wonder y Alicia Keys, entre otros, pero estaba igual de decidido a recordar a Houston.

Una pareja condujo más de 150 kilómetros desde Providence, Rhode Island, mientras cantaba canciones de Houston en el camino.

"A pesar de la tristeza, es algo que teníamos que hacer", dijo Stacey Walden, quien vino con su novio.

Otra mujer, Michelle Johnson, de 54 años, dijo que ella estaba viendo la cobertura noticiosa de la muerte de Houston en su casa, a unos 20 minutos, en Oldbridge. Añadió que la muerte de su madre hace dos años le ayudó a sentir empatía con la pérdida de la familia de Houston, y la forzó a recorrer el trayecto.

"Sólo quería venir hoy y compartir todo esto con todo el mundo en esta comunidad", dijo. "Ella descansa ahora".Johnson también dijo que no estaba molesta por no poder acercarse a la iglesia.

"Está bien para mí estar aquí", dijo. "Siento como si pudiera tocarla. Estoy feliz".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada