Alejandra Espinoza y Aníbal Marrero se niegan a pasar un minuto sin su hijo

La modelo y presentadora Alejandra Espinoza no podría sentirse más satisfecha con el sinfín de nuevas experiencias que ha venido viviendo junto a su marido Aníbal Marrero desde que dieran la bienvenida a su primogénito Matteo hace ya algo más de año y medio, aunque ambos reconocen también que ciertos hábitos de su día a día se han visto radicalmente alterados desde que la pareja se propusiera hacer todo lo posible por no separarse en ningún momento de su pequeño.

"Aníbal me está diciendo todo el tiempo que tenemos que salir más y yo me rehuso", confesó la mexicana, antes de que Aníbal interviniera en la conversación para explicar los motivos.

"Es que nos sentimos mal cuando salimos y no lo hacemos con él", apuntó en la misma entrevista para dejar claro que su vida social se ha visto algo resentida desde que los dos empezaron a dedicar la mayor parte de su tiempo y atención a las necesidades de su retoño.Otro de los cambios más significativos que han experimentado Alejandra y Aníbal desde que se estrenaran como padres está directamente relacionado con sus necesarias horas de descanso diarias, que se han visto notablemente reducidas, así como la calidad del sueño, debido a la costumbre que tiene el pequeño de pasar buena parte de la noche en el mismo colchón que sus protectores padres.

"Dormir es un problema. Antes dormíamos como una trenza. Entonces ahora yo duermo con un pie en la cara. Hay como una separación: hemos tratado de que él duerma en su cuna pero se despierta como a las tres de la mañana y empieza a llorar, que se escucha por toda la calle", señaló el artista portorriqueño.

Pero al margen de estos ligeros contratiempos, lo cierto es que la pareja está haciendo todo lo posible por sacar algún que otro hueco libre en su apretada agenda para dedicarse en exclusiva a cultivar su relación de pareja, ya que Alejandra considera imprescindible que el amor que se profesan el uno al otro siga siendo tan intenso como el primer día para garantizar que Matteo se cría en un ambiente familiar definido por el cariño y el afecto que existe entre todos ellos.

"Nosotros sabemos que para que Matteo esté bien, tenemos que estar bien nosotros: tenemos que estar bien como pareja, tenemos que seguir enamorados para así darle amor al niño, para que así Matteo crezca en una familia unida que es lo que queremos", reflexionó la estrella televisiva, antes de que Aníbal corroborara la etapa de felicidad que viven ambos al revelar que se están planteando al menos tener dos hijos más.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada