Alexander Skarsgård vive con 'intensidad' todas sus relaciones

El atractivo Alexander Skarsgård es uno de esos actores que se compromete al máximo con todo aquello en lo que se involucra, ya sea la nueva adaptación cinematográfica del mítico rey de la jungla -'La leyenda de Tarzán' se estrena esta semana en todo el mundo-, o el actual idilio sentimental que mantiene con la modelo británica Alexa Chung.

"Soy una persona bastante intensa en lo que se refiere a las relaciones, tanto en las reales como en aquellas que son meramente platónicas", bromeó el intérprete sueco en conversación con la revista Heat, antes de incidir en la escasa importancia que le da a ese tipo de citas formales en las que parece que deben cuidarse todos los detalles.

"Si estás con alguien genial que te hace sentir bien y te hace reír, da igual dónde te encuentres. Te lo puedes pasar de miedo simplemente sentados en la parada del autobús. No hace falta hacer nada especial", añadió en la misma entrevista.

Sin embargo, la flexibilidad de la que hace gala en este aspecto no significa que el guapo artista no sueñe en ocasiones con llevar a cabo su plan de fin de semana perfecto, que para él consistiría en salir una mañana a navegar o relajarse delante de una chimenea con una copa de vino tinto y totalmente desprovisto de ropa.

"Me encanta salir con mi barco, pescar o descansar en mi sala de estar con una buena copa de vino mientras admiro el fuego de la chimenea. Y estar desnudo, por supuesto. Soy escandinavo, nos encanta ir desnudos por todas partes", bromeó.

Aunque un gran número de espectadores está ya más que acostumbrado a ver en pantalla el cincelado cuerpo de Alexander Skarsgård gracias a series como 'True Blood', ahora el actor admite que buena parte de las escenas de acción relativas a su próximo estreno, la citada película sobre Tarzán, son en realidad protagonizadas por un especialista.

"Teníamos un trapecista fenomenal en el rodaje, y era él quien se encargaba de hacer las escenas más complicadas. Yo tenía que saltar de vez en cuando entre rama y rama, pero después me iba a mi camerino a beber té mientras él hacía lo más difícil. Pero en la película no vas a notar la diferencia, se ha trabajado mucho en mantener la continuidad", reveló.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes