Alicia Silverstone vive experiencia en Broadway

NUEVA YORK ( AP). Muchos gruñimos con la sola idea de empezar una nueva semana de trabajo y contamos los días para el fin de semana. Alicia Silverstone, por el contrario, disfruta tanto su actual laburo en Broadway que siente que está de campamento.

" Siempre que uno logra hacer una película realmente buena o un trabajo realmente bueno (como teatro), ... es como si uno estuviera en un campamento", dice la actriz de 32 años. " Uno está en una aventura, es simplemente tan estimulante".

Y la producción " Time Stands Still" del Manhattan Theatre Club definitivamente lo es.

Escrita por Donald Margulies, la obra se estrenó el mes pasado en medio de excelentes reseñas y se extendió hasta el 27 de marzo. Concierne a una fotógrafa de guerra llamada Sarah (Laura Linney) y su novio periodista (Brian d'Arcy James).

Sarah vuelve a casa en Nueva York tras resultar herida en Irak. Se está reajustando a la vida alejada del campo de batalla y se reconecta con su editor (Eric Bogosian) y la novia de éste, una chica mucho más joven que él (Silverstone) y quien le da un toque de humor a la obra.

Al conocer a Sarah por primera vez, Mandy trae dos globos: uno dice " Bienvenida a casa" y el otro " Que te mejores". Mandy confiesa con una absurda seriedad no pudo decidir cuál era más apropiado para la situación, por lo que compró ambos.

" Es muy joven y fresca, de un mundo diferente", explicó Silverstone.

Mientras Sarah, su novio y su editor leen The Economist y el New York Times, Mandy sigue más la revista de farándula Us Weekly y a Oprah Winfrey que lo que ocurre en el mundo a una escala global.

Aun así, su perspectiva es más amplia de lo que parece. Al ver fotos que Sarah tomó de un niño moribundo, llora y le pregunta a la fotógrafa por qué no hizo nada para ayudarlo. Sarah cree que su deber era tomar las fotos; Mandy cree que Sarah debió haber hecho algo para salvar la vida del pequeño.

Es ese tipo de enganche lo que tiene a Silverstone contentísima de ser parte de la producción.

" No quería ir al baño en los ensayos porque no quería perderme nada. Estaba tan emocionada. Era tan estimulante. La sola energía en la sala", dijo Silverstone. " Estás con esta gente apasionada e inspirada y artística y considerada e inteligente y ... el cuarto tiene pulso".

Esta no es la primera actuación de Silverstone en Broadway. En el 2002 la estrella de " Clueless" protagonizó una puesta de " El graduado" con Jason Biggs y Kathleen Turner.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada