Alicia Vikander no aprueba los derroches innecesarios

Aunque ahora goce de la estabilidad económica propia de una estrella de Hollywood, Alicia Vikander se niega a derrochar el dinero de la misma forma que muchos de sus compañeros de profesión, ya que en los inicios de su carrera pasó apuros económicos que le ayudaron a aprender bien el valor del dinero.

"Durante los primeros años que estuve viviendo en Londres tenía que mantenerme con 200 libras al mes [alrededor de 240 euros], que era lo que me sobraba después de pagar el alquiler. Eso te hace ser muy cuidadoso con los gastos, y prefiero seguir siendo así. No quiero vivir de manera diferente", comentó la actriz a la revista LOOK.

El estilo de vida que llevaba Alicia en aquella época tenía muy preocupada a su madre, quien a pesar de apoyarla siempre quiso que fuera consciente de la difícil carrera que había elegido.

"Cuando empecé en esto mi madre me preguntaba constantemente si estaba segura de la carrera que había elegido. Cada vez que lo hacía me enfadaba, pero cuanta más experiencia voy ganando, más entiendo por qué siempre me preguntaba lo mismo. Cuando se trata de actuar, no vale solo con dedicarse a esto, tiene que gustarte, tienes que amarlo con todo tu corazón, si no no vas a tener la fortaleza suficiente para sobrevivir en esta profesión. Sigo cuestionándome constantemente mi trabajo, incluso paso por momentos en los que me siento muy insegura. Todavía me pongo muy nerviosa cada vez que acepto un nuevo papel", reveló la intérprete.

A la hora de alcanzar el éxito del que disfruta actualmente, la decisión de Alicia de mudarse a Londres para mejorar su nivel de inglés fue determinante, ya que le abrió las puertas de un nuevo mercado.

"Pensé que si trabajaba duro en mi inglés sería mucho más fácil encontrar trabajo en películas americanas, y mudarme a Londres fue un paso muy importante para que pudiera sentirme cómoda trabajando en otro idioma. Aun así todavía tengo la sensación de que necesito trabajar mucho".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes