Allen dice que su estatua en Oviedo "es un gran misterio"

LOS ANGELES (AFP). La ciudad española de Oviedo honró en 2003 a Woody Allen con una estatua de su figura en bronce, un obsequio que cinco años después el cineasta califica como "uno de los grandes misterios de la civilización occidental", pero que retribuyó con escenas en su última cinta.

"Mi estatua en Oviedo es uno de los grandes misterios de la civilización occidental", dijo Allen en una conferencia de prensa en Beverly Hills, donde varios periodistas estadounidenses le preguntaron por qué eligió ese "lugar desconocido" para narrar parte de la trama de "Vicky Cristina Barcelona".

El cineasta que hizo de Nueva York el fetiche de su obra hasta que en esta década sus cintas aterrizaron en Londres y el viernes enseñará a Norteamérica cuánto conoce Barcelona, no se explica por qué Oviedo lo quiere tanto.

"Es una hermosa ciudad en España, fui un par de veces y es linda. Una vez fui para algo y sin preguntarme nada a mí -nunca hice nada allá, nunca salvé la vida de nadie-, aclaró, ellos me dijeron: 'Pusimos una estatua suya en la ciudad'", contó el cineasta neoyorquino de 72 años provocando carcajadas.

"Pensé que era un chiste. Pero sí, pusieron una estatua mía en la ciudad. Es una buena estatua, completamente desmerecida, pero es una estatua de bronce mía... Luce bien, con mi chaqueta deportiva y mis pantalones de pana", agregó.

"Al principio pensé que era una de estas cosas que cuando uno se va la quintan y luego cuando venga Brad Pitt ponen una estatua de él, porque ¿Por qué una estatua mía?", prosiguió durante cinco minutos casi sin respirar ni parar su divertida reflexión sobre la reproducción de su menuda figura.

Tras detallar más aspectos de su estatua, tomó aire y concluyó: "Simplemente no lo entiendo, pero es gente muy amable y me gusta ir allá"... Aunque "no visito mucho la estatua", apuntó.

Oviedo, sede de la Fundación Príncipe de Asturias, es la ciudad donde en octubre de 2002 Allen recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Artes, una oportunidad en la cual descubrió unas callejuelas y un hotel que quiso compartir con los espectadores de su próxima comedia dramática con acento español.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada