Allen: hombres españoles tienen todo el sexo que quieren

SAN SEBASTIAN, España (AP). Divertido, relajado y con ganas de agradar, Woody Allen cosechó un gran éxito entre el público con el estreno en España de "Vicky Cristina Barcelona" y reconoció que "no sabría qué hacer si dejara de escribir" historias para el cine.

Escoltado por el astro español Javier Bardem y la actriz británica Rebecca Hall, dos de los protagonistas del filme, la presencia del director neoyorquino en la jornada inaugural de la 56a edición del Festival de San Sebastián levantó una gran expectación mediática.

Allen hizo gala de buen humor durante toda su comparecencia de prensa y dijo que todavía no se explica cómo esta película está teniendo más éxito en la taquilla de Estados Unidos que varios de sus últimos trabajos.

"No he hecho nada diferente a lo que hago en las películas que no le gustan a la gente. Pero, por alguna razón, a veces se genera una especie de conexión mágica con el público, que no alcanzas a explicarte cómo se produce", reconoció.

A punto de cumplir 73 años, el director dejó muy claro que no piensa retirarse y anunció un nuevo rodaje el año que viene: "No podría sentarme en casa sin saber qué hacer. Hago películas. Ese es mi trabajo".

"Vicky Cristina Barcelona", que aún no se había estrenado en España, se proyectó fuera de competencia dentro de una sección paralela a la oficial conocida como Zabaltegi.

La película es una comedia romántica llena de pasión que sitúa en la ciudad de Barcelona a dos turistas norteamericanas, interpretadas por Hall y Sacarlett Johansson, que se ven mezcladas en una relación de amor y odio con un pintor local, Bardem, y su peculiar ex esposa, Penélope Cruz.

"Los hombre españoles tienen todo el sexo que quieren", dijo Allen entre risas sobre algunas de las escenas de amor de Bardem con el reparto femenino.

Por su parte, el actor ganador de un Oscar por "No Country for Old Men" subrayó lo fácil que le resultó trabajar con el director y el lujo que suponía interpretar un personaje como el suyo.

"Allen hace del tópico una pirueta. En sus diálogos construye una serie de estereotipos que destruye con ironía y humor para descrubrir el fondo de esos personajes", señaló.

Unas horas antes su compatriota Antonio Banderas expresó en San Sebastián su deseo de trabajar con él, gesto que Bardem agradeció asegurando que Banderas es una "excelente persona" que además ha abierto camino a todos los profesionales españoles en Hollywood.

Después de la comparecencia de prensa, el Palacio Kursaal de San Sebastián, que acoge la mayoría de las actividades del festival, volvió a vestir sus mejores galas para celebrar una pequeña ceremonia formal de inauguración.

Las 15 películas que compiten en esta edición por el máximo galardón, la Concha de oro, comienzan a proyectarse el viernes.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada