Álvaro Soler: "No me estoy vendiendo al mejor postor"

"Hay días y días", responde lacónico Álvaro Soler cuando se le pregunta por su fama de autor infalible de "hits" estivales como "La cintura", con un disco previo titulado "Eterno agosto" (2016), y sobre si lo lleva a gala o más bien lo sobrelleva como un sambenito.

"Echo de menos los sonidos alternativos de mi exbanda, pero no cambiaría por nada lo que estoy viviendo ahora mismo, porque no significa que aquellos sonidos me gustasen más. No me estoy vendiendo al mejor postor", asegura el joven y altísimo compositor e intérprete en una entrevista con Efe.

Soler (localidad española de Barcelona, 1991), que escoge personalmente los sencillos de sus discos (el más reciente, 'Mar de colores', de 2018), sostiene que de lo que se trata es de elegir "la canción que haga más ruido" en las radios y que ese sonido que ya se conoce como típicamente suyo es fruto del trabajo serio.

"Lo que me importa es que a la gente le guste la música, porque siempre te van a encajonar. Lo que importa es que los temas dan buen rollo, como una medicina positiva, y que hay de todo más allá de los singles", insiste.

Como ejemplo, cita "Niño serio", una "canción pura" de voz y piano que toma un tono marcadamente melancólico, en una producción que por regla general juega al contraste entre una letra triste y una melodía optimista, como hacía en su éxito "Sofía".

"El equilibrio lo es todo y mi día a día está lleno de equilibrio", afirma, antes puntualiza que "obviamente" en su vida "también hay momentos de bajón y de duda". "Nadie me ha preparado para esto, vengo de una familia más rutinaria", explica este hijo de española y alemán criado en Tokio durante una parte de su infancia.

En ese sentido, defiende que para él tiene tanta sinceridad una canción como la citada "Niño serio" como la rítmica "La cintura", en la que reconocía su torpeza y dificultad para bailar y cuyo videoclip rebasa los 164 millones de reproducciones.

"Eso es lo que hay que decirle a la gente: que ser como eres es bueno para poder quererte a ti mismo. A veces la costumbre nos dice que las baladas son más sinceras que las canciones con más ritmo, porque todo está más escondido tras la música en estas, pero son emociones distintas y el equilibrio está en tener las dos", insiste.

En su citado disco "Mar de colores" (Universal Music) ha intentado hallar el punto intermedio entre todas esas dinámicas a partir de un arranque con un tema de mensaje, "La libertad".

"La libertad es algo que damos por hecho sobre todo en países como España o Alemania. Esta canción era una forma de dar gracias por lo que tenemos", afirma, al contrastar esta situación con la de, "por ejemplo, Cuba", un país precioso para nosotros, que no vivimos allí".

Hablando de libertad, el artista que coloboró con la diva latina Jennifer Lopez, con el rapero estadounidense Flo Rida y con los románticos colombianos Morat, no se muestra "cerrado" a ninguna opción cuando se le habla de una futura posible colaboración con un artista de reguetón.

Revela que incluso le ofrecieron componer algo para Miki de cara a la pasada preselección de Eurovisión 2019, pero que la falta de tiempo y de material le impidió llevar esos planes a cabo.

"Canción que escribo es canción que saco, porque no soy de los que tienen 40 para elegir; las canciones guays que tenía y que podían haber funcionado ahí, eran las que me apetecía sacar como mis próximos sencillos", argumenta.

Sobre su posible participación como candidato español a ese festival, algo que muchos "eurofans" llevan tiempo pidiendo, afirma: "Cuando lo escucho pienso que estratégicamente sería muy bueno por los votos, porque estoy presente en varios países europeos y me conocen, pero eso no funciona siempre así. Eurovisión me gusta, pero me gustaría más aportar como compositor que como artista".

Por lo pronto, Soler tiene previsto actuar este domingo en el Real Family Fest de Madrid antes de viajar a Tuttlingen (Alemania) para participar el domingo en Burg Honger.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes