Amy Schumer afronta el resto de su embarazo con "fuerzas" renovadas

A diferencia de todos esos mensajes con los que, a lo largo de los últimos tres meses, Amy Schumer informaba a sus seguidores sobre el sinfín de contratiempos físicos que atravesaba en el marco de su primer embarazo -derivados estos de la hiperémesis gravídica que le fue diagnosticada-, la última publicación de la intérprete en su cuenta de Instagram ha dejado patente que los dolores y las náuseas han ido remitiendo paulatinamente para dar paso a una nueva etapa marcada por la "fuerza y la belleza".

"Hoy me siento fuerte y bella. ¡Ni siquiera he vomitado!", ha escrito la artista en la plataforma para tranquilizar a aquellos fans que han venido siguiendo con atención las novedades en torno a su estado de salud, el cual le obligó en su momento a cancelar numerosos espectáculos y otros compromisos profesionales.

Pese a que la humorista y actriz confiaba en que sus problemas estomacales y demás molestias desaparecieran una vez traspasada la barrera del primer trimestre de gestación, lo cierto es que hace solo un mes su situación no había mejorado significativamente y, de hecho, sus médicos le prohibieron incluso volar para evitar que los síntomas ganaran intensidad. En consecuencia, Amy no tuvo más remedio que cancelar por completo su gira de monólogos.

"Debido a una serie de nuevas complicaciones por la hiperémesis, no se me permite volar durante las próximas dos semanas. Voy a cancelar el resto de la gira. Las devoluciones [del precio de las entradas] ya están disponibles en los puntos de venta", anunciaba en su perfil de Twitter antes de ofrecer más detalles sobre los contratiempos que le aquejaban al comienzo de su tercer y último trimestre de gestación, el cual desembocará en el nacimiento de su primer hijo junto a su marido Chris Fischer.

"Tanto el bebé como yo estamos sanos y todo pinta bien. No obstante, me encuentro ya en el último trimestre y sigo padeciendo náuseas y mareos, hasta el punto de que cada vez que viajo, aunque sean cinco minutos en coche, no puedo evitar vomitar. La verdad es que apesta... He tratado de hacer todo lo posible para seguir adelante con la gira, porque odio decepcionar a la gente y también porque me encanta lo que hago y el dinero. Pero ahora me toca pensar en mi salud y en la de mi bebé", confesaba.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes